Publicado: 14.12.2014 14:44 |Actualizado: 14.12.2014 14:44

El escritor Rafael de Cózar pudo morir cuando trataba de salvar su biblioteca de las llamas

Los restos mortales del autor, que falleció ayer a consecuencia de un incendio en su casa, fueron enterrados en el cementerio de Bormujos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los restos mortales del escritor Rafael de Cózar, fallecido a los 63 años a consecuencia de un incendio en su casa de Bormujos (Sevilla), han sido enterrados este mediodía en el cementerio de esta localidad.

Numerosas personas han acudido al responso que ha tenido lugar previamente en el tanatorio de San Jerónimo, en la capital andaluza, entre ellos el también escritor Arturo Pérez Reverte, quien ha tomado la palabra para recordar la figura del poeta sevillano, de quien también ha hablado el periodista Jesús Vigorra.

Familiares, amigos y representantes del ámbito universitario y del mundo literario han acudido a la ceremonia religiosa para dar el último adiós a Rafael de Cózar. Los restos del escritor han sido enterrados en el cementerio de Bormujos, donde residía, por petición expresa del Ayuntamiento a la familia, a la que ha comunicado su intención de hacerle un homenaje en los próximos días.

Rafael de Cózar falleció en la noche del viernes a consecuencia de un incendio en su vivienda, en el que no se registraron más víctimas y cuyas causas aún se investigan, aunque fuentes familiares han precisado a Efe que el fuego no se produjo por una explosión, como se barajó inicialmente, sino que se originó en la biblioteca.

A causa de este incendio se han perdido unos 9.000 libros de la biblioteca personal del escritor, que según los primeros análisis murió por asfixia pero no sufrió quemaduras. El escritor se encontraba solo en la vivienda cuando comenzó el fuego, ya que su mujer había salido minutos antes a hacer la compra en un supermercado próximo. El Mundo afirma que murió cuando trataba de sofocar las llamas de la biblioteca para tratar de salvar sus libros. El matrimonio tiene una hija que cursa estudios de Comunicación en Londres y que llegó ayer a Sevilla.

Rafael de Cózar era doctor en Filología Hispánica y catedrático de Literatura Española en la Universidad de Sevilla y un estudioso del vanguardismo literario. Nacido en Tetuán (Marruecos) en 1951, vivió desde los once años en Cádiz y en 1996 ganó el premio Vargas Llosa de Novela por El corazón de los trapos.

Muy amigo de Juan Eslava Galán y de Arturo Pérez Reverte, este utilizó su nombre para uno de sus personajes de la serie del capitán Alatriste, donde Rafael de Cózar es un actor de teatro y marido de María de Castro, la actriz amante de Alatriste.