Público
Público

Fallece la cantante mexicana Chavela Vargas a los 93 años

Ha muerto debido a una insuficiencia respiratoria después de que esta mañana se agravase su estado de salud

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La cantante mexicana de origen costarricense Chavela Vargas ha fallecido este domingo a los 93 años debido a una insuficiencia respiratoria después de que esta mañana se agravase su estado de salud

La muerte de la legendaria cantante Chavela Vargas sobrecoge a México en un mediodía de domingo. La muerte de La Chamana, que vino de Costa Rica para quedarse en este país, sobrecoge a México en un mediodía de domingo.

La cantante ha fallecido en un hospital de Cuernavaca, en Morelos, en donde había ingresado días atrás aquejada por problemas cardiorenales y respiratorios. 'Paciente grave', podía leerse en su ficha, junto a la indicación de 'pronóstico reservado'. Poco después, sus allegados anunciaron que se preparaba a bien morir.

'Silencio, silencio: a partir de hoy las amarguras volverán a ser amargas... se ha ido la gran dama Chavela Vargas', era el mensaje en su cuenta oficial de Twitter con el que anunciaban su muerte. Y añade en su cuenta de la red de microblogging: 'Aquí termina mi historia que comenzó de la nada, dame la mano #LLORONA, que vengo muy lastimada'.

También Twitter está sirviendo, en las primeras horas que siguen a su muerte, como hilo conductor de algunas de las reacciones de sus discípulos y compañeros de profesión, como la cantautora Rosana, quien anota: 'Sé que morir no es más que estar un tiempo afuera.. .Sé que vivir es entender que el cielo espera. Descanse en paz @ChavelaVargas#fb'.

'Noo, no me lo digan. Ah ya se me torció el alma. Adios chavela, buen viaje nos dejaste, maestra. Vuela Señorona. Y dile al mundo: ahí te quedas. Hasta siempre Chavela. Ya no me lo digan', escribió Alejandro Sanz.

Nacida en Costa Rica el 17 de abril de 1919 y nacionalizada mexicana, Isabel Vargas Lizano llegó a México siendo una adolescente, nunca ocultó su homosexualidad y el amor que sintiese por artistas como Frida Khalo. Perteneció a una generación brava, que aún llevaba pistolón al cinto.

Debutó discográficamente pasados los 40 años y siguió grabando hasta hace poco, aunque ya su voz apenas declamase ásperamente las hermosas canciones que le hicieron famosa, muchas de ellas bajo la firma habitual del compositor José Alfredo Jiménez. Se retiró en los 70 y volvió a escena veinte años después, cuando fue homenajeada por Pedro Almodóvar en España, un país que le abriría los brazos y en donde trabó una relación estrecha con su cuate Joaquín Sabina, al tiempo que despertó su admiración la bailaora Sara Baras, a quien regalaría uno de sus ponchos y con quien llegó a compartir escenario.

Acababa de volver a México, después de una nueva estancia en España. De hecho, su último concierto tuvo lugar en Madrid, el pasado 10 de julio, en un acto que tuvo lugar en la Residencia de Estudiantes y en donde estuvo escoltada por el cantaor Miguel Poveda y por la cantante Martirio, todos a las órdenes de Federico García Lorca y en presencia de Almodovar, en un concierto raro, en el que proclamó: 'No hay crisis, es mentira. España es la hembra de Europa y México el varón de América'.

El pasado mes de abril, Chavela presentó La luna grande, un disco en homenaje al poeta de Fuentevaqueros, sobre partituras compuestas por ella misma y que acompañan a textos dramáticos, sonetos, romances y otros versos del autor granadino. En junio volvía a comparecer ante los medios de comunicación para presentar un libro y una exposición que reúnen sus 35 retratos a lápiz realizados por el artista plástico, Juan Carlos del Valle.

El próximo 12 de septiembre, se encuentra previsto el estreno en Cádiz del espectáculo La dama del poncho rojo, un homenaje del cantaor flamenco David Palomar, que se presentó hace varios meses como parte del programa del Bicentenario de la Constitución de 1812. Sin embargo, ya con anterioridad, la cantante Concha Buika reinterpretó parte de su repertorio en una gira y en un disco producido por Javier Limón.

Amiga de Pablo Picasso, Carlos Fuentes, Diego Rivera o Carlos Monsiváis, algunos de sus himnos más celebrados fueron títulos como Macorina, Piensa en mí, En el último trago y Un mundo raro. A su vez fue reconocida con la Gran Cruz Isabel la Católica, las medallas de Oro de las universidades Complutense de Madrid y al mérito de la de Alcalá de Henares, así como con el nombramiento de Huésped de Honor de Buenos Aires, como Ciudadana Distinguida de la Ciudad de México y con el Grammy Latino.

'He venido a pedirles que no me olviden', aseveró en su último concierto español. A la orden, Chamana.