Público
Público

Fernando Aramburu, Premio Tusquets de Novela

El jurado ha valorado "la narración dickensiana de una infancia" en los años sesenta en el País Vasco

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El escritor español Fernando Aramburu se ha hecho con el séptimo Premio Tusquets con su novela Años lentos, 'una narración dickensiana de la infancia'.

Así lo ha dicho el jurado, presidido por Juan Marsé e integrado por Almudena Grandes, Juan Gabriel Vásquez, Rafael Reig y Beatriz de Moura. Tras el fallo, hecho público en la  Feria Internacional del Libro (FIL), que se celebra estos días en la ciudad mexicana de Guadalajara, han destacado la 'brillante reflexión sobre cómo la vida se destila en una novela, la mediación y el trasvase entre recuerdo sentimental y memoria colectiva, en una escritura diáfana que, sin embargo, deja ver un fondo turbio de culpa en el marco de la historia reciente del País Vasco'.

Su obra, presentada con el pseudónimo de Río Lippe, relata la vida de un niño de ocho años se va a vivir con sus tíos a San Sebastián a finales de los años sesenta y es testigo de cómo transcurren los días en la familia y el barrio. Mientras su tío Vivente reparte su vida entre la fábrica y la taberna y su mujer gobierna la familia, su primo Julen es adoctrinado por el cura de la parroquia, que acaba adentrándole en una incipiente ETA. El destino de todos estos personajes es el de muchas personas arrinconadas entre la necesidad y la ignorancia.

Aramburu estudió filología hispánica por la Universidad de Zaragoza y reside en Alemania desde 1985. Está considerado uno de los escritores españoles más destacados de su generación. Es autor de tres libros de relatos  —No ser no duele, Los peces de la amargura y El vigilante del fiordo— y de cinco novelas —Fuegos con limón (1996), Los ojos vacíos (2000), El trompetista del Utopía (2003), Bami sin sombra (2005) y Viaje con Clara por Alemania (2010)—. Títulos con los que ha sido distinguido con el Premio Ramón Gómez de la Serna 1997, el Premio Euskadi 2001, el XI Premio Mario Vargas Llosa NH, el Dulce Chacón y el Premio Real Academia Española en 2008.