Público
Público

"La fuerza moral, ética e intelectual europea debe actuar en Palestina"

Leo Bassi encabeza el grupo de payasos del Festiclown, que intentará llevar la risa al pueblo palestino

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Con una nariz de payaso por bandera y como única arma, comienza hoy el I Festival Internacional de Clown de Palestina, organizado por la asociación cultural Pallasos en Rebeldía. Durante 14 días, actores vinculados a la tradición circense de los payasos portarán el humor y la sonrisa al pueblo palestino, además de promover las escuelas de circo que están desarrollándose en el país.

'Esto es histórico. Los artistas que vienen aquí, vienen a hacer un ejercicio de humanidad activa. Venimos a poner en pie lo que de alguna forma es la máxima del circo, hacer posible lo imposible. Hablar de paz en un lugar donde hay ocupación militar, atentados, checkpoints, es en sí mismo una locura', comentó ayer Iván Prado, director del festival.

Durante el acto de presentación, también se subrayó el papel que tiene la risa en una sociedad en conflicto: 'Para nosotros, la paz pasa también por las oportunidades para ser felices, la capacidad para emocionarse, y eso se ve mitigado por el sonido de los bombardeos. Durante una semana, nuestra única arma será la risa, nuestros escudos serán las narices rojas y enviaremos un mensaje a la sociedad civil internacional para que reaccione con estas armas', comentó Prado. 'La sociedad debe tomar partido, ya que los poderes políticos y económicos no son capaces porque no tienen voluntad de hacerlo. Y lo concebimos con esta herramienta, que es con la que viajamos los payasos', apostilló Pepe Viyuela, padrino del proyecto, con una nariz roja en la mano.

Leo Bassi se mostró mucho más contundente con el panorama en la región asegurando que 'Europa se está jugando su futuro, la Europa laica, la de la ilustración y la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Enfrente está un mundo idiota, que está volviendo atrás, hacia un oscurantismo arbitrario que representa la violencia de Israel. El viejo continente debe levantarse e imponer su fuerza ética, moral e intelectual'.