Público
Público

Los hombres que descubrieron el mundo (y nos lo contaron)

Una exposición rescata la memoria de nueve descubridores que visitaron la Residencia de Estudiantes de Madrid en los años veinte para contar sus hazañas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Luis Miguel Dominguín no fue ningún descubridor, pero acuñó una famosa frase que viene como anillo al dedo para ilustrar el asunto que nos ocupa: “¿De qué sirve acostarse con Ava Gardner si luego no lo cuentas?”. Los nueve aventureros que protagonizan la exposición ‘Viajeros por el conocimiento’, inaugurada ayer en la Residencia de Estudiantes de Madrid, le darían la razón al torero al unísono.

Porque, ¿de qué sirve intentar alcanzar la cumbre del Everest si nadie se entera?, pensaría el general Bruce, líder de la segunda y tercera expedición británica a la cima del Himalaya. Por eso, cuatro años después de sus dos viajes, en 1926 Bruce acudió a la Residencia de Estudiantes para contarlo. Ahora se recuperan algunos recuerdos de aquella comparecencia, como fotografías, una lista de sherpas con sus huellas dactilares o unos címbalos tibetanos que se trajo el general, cuya visita causó un gran impacto en la sociedad española de la época.

La exposición aprovecha para reivindicar el papel de la Residencia de Estudiantes como el elemento de conexión de España con los principales impulsores de la cultura europea en los primeros años del siglo XX.

Un centro de referencia donde compartieron sus descubrimientos personajes tan relevantes como Joseph Hackin (arqueólogo en la Afganistán de los budas gigantes), Paul Pelliot (que descubrió una gruta en el Turkestán chino con 20.000 manuscritos que cambiaron el estudio de la cultura oriental), Howard Carter (descubridor de la tumba de Tutankhamon), Charles Leonard Woolley (que halló la bíblica ciudad de Ur en Mesopotamia, actual Irak), Francisco Iglesias (del que se rescata su proyecto de expedición al río Amazonas), T.A. Joyce (pionero en el estudio de la cultura maya), Hugo Obermaier (uno de los principales expertos en la cueva de Altamira) y Leo Frobenius (que periodizó la cultura africana de los últimos siglos).

La muestra se puede recorrer como un álbum de fotos de grandes hazañas y descubrimientos de principios de s.XX“Uno de los aspectos que más se quiere destacar en la exposición es que estos viajeros vinieron a la Residencia de Estudiantes casi en tiempo real, muy poco tiempo después de sus descubrimientos, lo que demuestra la importancia de la Residencia en aquel tiempo”, explicaba ayer Estrella de Diego, comisaria de la exposición.

La muestra se puede recorrer como un álbum de fotos de grandes hazañas y descubrimientos de principios de siglo XX. Así, incluye una serie de fotografías de cómo Howard Carter llegó a la tumba de Tutankhamon, donde se ven todos los objetos y riquezas que se encontró a su paso. “Especialmente interesante es el trabajo que realizó Leo Frobenius en África, que periodizó su historia, dejando claro que no eran unos primitivos, sino que habían pasado por varias épocas”, subrayó De Diego.

La exposición, organizada por la Residencia de Estudiantes y la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales, estará abierta hasta el próximo 24 de abril.