Público
Público

Joyas, obras de arte y pisos: el botín de la 'trama SGAE'

La Guardia Civil encontró numerosas facturas al registrar el domicilio de Neri

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Neri es un tío austero. no tiene ni coche', comentaba José Ramón Márquez, Ramoncín, el pasado mes de julio. Acababa de conocerse que la Audiencia Nacional investigaba una presunta trama de desvío de unos 30 millones de euros desde la SGAE hacia empresas controladas por sus directivos. El cerebro, según el juez, era José Luis Rodríguez Neri, director general de la SDAE, filial de la SGAE.

¿Qué puede tener en su casa una persona a la que sus amigos califican como auste-ra? Según el informe de la Guardia Civil que forma parte del sumario de la operación Saga, al que tuvo acceso Público, en el registro del número 11 de la calle Villalar en Madrid (domicilio particular de Neri y de su pareja, María Antonia García Pombo, también imputada) se encontraron 'numerosas facturas de joyas y obras de arte', así como una 'colección de 15 relojes de pulsera'.

La hermana de Neri, cobrando 2.000 euros, logró créditos por 800.000

Neri no tiene grandes propiedades a su nombre. El citado inmueble, que tiene 142,5 metros cuadrados y fue adquirido en 2005 por 1,36 millones de euros (con una hipoteca de La Caixa), está registrado a nombre de María Antonia, como el resto de propiedades que la pareja disfruta, incluido un chalet unifamiliar y varios adosados en Caños de Meca (Cádiz).

Las pruebas apuntan a que Neri se ha encargado de que a su entorno le lleguen ingresos del floreciente negocio que hacía Microgénesis, la empresa que él fundó y que aparece como el epicentro del desvío de dinero. En el domicilio de Neri se encontró, por ejemplo, 'un contrato de reconocimiento de deuda de Microgénesis a favor de María Antonia por más de 89.000 euros'.

La hija y la hermana de Neri, Leticia Rodríguez Álvarez y Juana Cristina Rodríguez Neri, ambas imputadas, trabajaron directamente para Microgénesis. Cuando 'se incrementa el volumen de trabajo, Juana Cristina decide 'crear su propia empresa, Ciberneto', declara esta a la Guardia Civil. Ciberneto recibirá de Microgénesis, la SDAE y Portal Latino, es decir, de trabajos en realidad para la SGAE, ingresos por 1,2 millones de euros entre 2003 y 2007, según el informe de la Agencia Tributaria. La SDAE le paga en ese periodo 447.423 euros, añade el sumario. A Juana Cristina, cuando es interrogada, le parece 'mucha cantidad'. Quizás lo sea para una persona que tiene 'una renta mensual aproximada de 2.000 euros', dice el sumario, y que, sin embargo, 'formaliza dos préstamos hipotecarios por importes de 600.000 y 200.000 euros para la adquisición de dos inmuebles en la calle Molino de Vientoy San Onofre' de Madrid.

Neri pagaba el piso y el coche de su hija, que dice cobrar 400 euros al mes

La hija de Neri, que se dedica, según el sumario, 'a la restauración de obras de arte', trabajó como administrativa para Microgénesis y como 'autónoma para Ciberneto', pasando en un momento dado a sustituir a su tía 'como administradora única'. Le preguntan por los clientes de Ciberneto y dice 'no recordarlos, ni conocerlos'. Leticia no tiene un buen sueldo en la empresa, dice, 'no recuerda si cobraba a través de banco o en mano, pero sí que eran 400 euros al mes', dice el sumario.

Con esa situación, no es de extrañar que 'cuando no llegaba a final de mes, su padre la ayudaba', añade. Además, 'el alquiler de la vivienda en calle Antracita 10, lo pagaba su padre. El coche se lo regaló él también y, cuando lo ha necesitado, le ha dado dinero en metálico'. Leticia dice no saber que Hipotálamo, la sociedad a través de la que Neri cobraba parte de su retribución como director general de la SDAE, tenía el domicilio en Antracita, 10, donde ella vivía. Tampoco recuerda los '12.000 euros que recibió en 2003 por servicios profesionales'. Eso sí, cada vez que tiene oportunidad, señala como inductora a la pareja de su padre, María Antonia.