Público
Público

Juan Marsé al desnudo

El escritor barcelonés protagoniza un documental, dirigido por Augusto M. Torres, en el que repasa su vida y obra, así como las polémicas con Lara en torno al Premio Planeta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El escritor Juan Marsé se convierte en protagonista único del documental Juan Marsé habla de Juan Marsé, una larga entrevista de Augusto M. Torres, en la que repasa su trayectoria, sin rehuir cuestiones como su dimisión de jurado del Premio Planeta o las adaptaciones al cine de algunas de sus novelas. A lo largo de 94 minutos, en plano fijo, con apenas unas imágenes de recurso de los libros que tiene en su despacho o de los bolígrafos que hay en su mesa, Marsé va desnudándose ante Torres -que no aparece en la filmación- y tanto rememora sus primeras lecturas de una obra sobre la heroína Genoveva de Brabante como asevera, contundente, que el título con el que ganó el premio Planeta Maria de la Pau Janer era 'un bodrio tremendo'.

Juan Marsé, junto a Augusto M. Torres, ha presentado este mediodía la filmación, para la que sólo ha tenido buenas palabras, a diferencia de lo que ocurre con las adaptaciones al celuloide de varios de sus relatos, y ha subrayado que está contento por lo dicho, porque 'es todo verdad, y eso es lo importante'. En todo caso, de lo único que no está muy satisfecho es del inquietante movimiento de sus manos que no paran de rascar sus brazos y su cara. '¿Por qué diablos no mantengo las manos quietas? ¿Por qué me rasco tanto? Ni que fuera un actor italiano', se ha cuestionado en su comparecencia.

Rodada a lo largo de dos días y con ocho horas de metraje, reducidas a hora y media, Augusto M. Torres ha explicado que desde hace años quería hacer una entrevista de este tipo, en la que un personaje, distrayéndole lo menos posible, hablara sobre su trabajo, sin ningún tipo de veto. Juan Marsé, al que no le costó nada integrarse en el proyecto, ha considerado que no cuenta 'nada especial, ni nada que se supiera de alguna manera', aunque ha podido precisar algunos puntos como su problema como jurado del premio Planeta o sus reuniones con José Manuel Lara relacionadas con ese asunto.

En este sentido, en la película recuerda que cuando en los años 2004 y 2005 fue jurado del premio había cosas que no le gustaron y pidió cambios que al no producirse le llevaron a dimitir. A su juicio, los miembros del jurado eran 'floreros' o actuaban como 'funcionarios' del grupo Planeta ante unos manuscritos de 'muy bajo nivel'.

'Cuando los periodistas me preguntaron qué me parecía a mi el nivel, dije que era no era bajo, sino subterráneo. Lara no me lo perdonó', señala en un momento de la entrevista. Por otra parte, no esconde que detesta todas las adaptaciones cinematográficas de sus novelas al entender que son fallidas, lo que 'la gente del cine no ha aceptado nunca'. 'No sé por qué les cuesta tanto admitirlo. Lo que más me molesta es que pretendan comprar tu criterio', ha zanjado. Respecto al hecho de que en su biblioteca tenga pegadas en la librería unas pequeñas tarjetas con frases como 'El esmero en el trabajo es la única convicción moral del escritor', de Ezra Pound, un escritor fascista, ha indicado que las tiene por gusto y que prefiere esas citas 'a tener una foto de la señora de Cospedal'.

Por otra parte, en el documental Juan Marsé avanza que está escribiendo una nueva novela, con trasfondo cinematográfico, y con la memoria y lo que ocurre con los recuerdos de tema central. Aunque hay un crimen, 'no es una maldita novela negra', ha espetado, tras reconocer que está 'hasta el gorro' de la moda actual de que muchos escritores se pasen a este género. Tampoco ha obviado que se está escribiendo una biografía suya en la que se están descubriendo circunstancias sobre su familia biológica -él fue un niño adoptado- que ni él mismo conocía.

El barcelonés tampoco ha rehuido cuestiones relacionadas con el cierre de librerías por la crisis del sector o la irrupción del libro electrónico, que dice no poder utilizar porque su relación con las hojas y el papel no se lo permite. Sobre el cine, ha vuelto a sostener que llegó a su máxima expresión narrativa entre los años treinta y cincuenta del siglo pasado e inquirido sobre cuáles son para él los jóvenes valores de la narrativa en castellano ha dicho, tras un momento de reflexión, que son Cervantes y Calderón de la Barca.

El documental Juan Marsé habla de Juan Marsé se estrena esta noche en la Filmoteca de Cataluña coincidiendo con el 80 aniversario del autor de Últimas tardes con Teresa, incluido en un ciclo en el que también se podrán visionar algunos de sus títulos preferidos como El ladrón de Bagdad. Posteriormente, entre el 25 y el 31 de enero, se programará en los cines Méliès de Barcelona.