Publicado: 16.02.2016 08:18 |Actualizado: 16.02.2016 09:31

Kendrick Lamar y Taylor Swift comparten gloria en los Grammy

El rapero se hizo con cinco galardones y la superestrella del pop con tres, entre ellos el de mejor disco del año.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
La cantante Taylor Swift con sus tres premios Grammy. REUTERS

La cantante Taylor Swift con sus tres premios Grammy. REUTERS

LOS ÁNGELES. -Él es un rapero vanguardista y rompedor y ella una superestrella del pop, pero Kendrick Lamar, con cinco galardones, y Taylor Swift, con tres incluyendo el de mejor disco del año por "1989", han compartido la gloria en la 58 edición de los premios Grammy celebrados en Los Ángeles.

Después de tres horas y media de ceremonia, Lamar obtuvo los reconocimientos al mejor disco de rap ("To Pimp Up a Butterfly"), mejor canción y actuación de rap ("Alright"), mejor colaboración de rap ("These Walls") y mejor vídeo musical por "Bad Blood" con Taylor Swift.

Sin embargo, el galardón más cotizado, el de mejor álbum del año, fue a parar a Taylor Swift por "1989", que hizo triplete al vencer también en vídeo musical ("Bad Blood") y mejor álbum de pop vocal.

Tras la gala de hoy, Swift acumula ya diez premios de la Academia de la Grabación en su trayectoria.

En su discurso, Swift recordó que es la primera artista femenina que gana dos veces el Grammy a mejor álbum y advirtió a "las mujeres jóvenes" de que puede haber gente que trate de "socavar" su éxito o "sacar crédito" de sus "logros y fama".

"Pero si te enfocas en el trabajo y no dejas que esa gente te desvíe, algún día llegarás a donde quieres ir, mirarás alrededor y sabrás que fuiste tú y la gente que amas los que te pusieron ahí. Y esa será la mejor sensación del mundo", añadió.



Otros triunfadores de la noche fueron la formación de soul-rock Alabama Shakes, que ganaron los premios a mejor álbum de música alternativa ("Sound & Color"), mejor canción roquera y mejor actuación de rock ("Don't Wanna Fight").

El inglés Ed Sheeran obtuvo dos gramófonos, entre ellos el premio a la mejor canción por "Thinking Out Loud".

También dos Grammy se llevaron Mark Ronson y Bruno Mars incluyendo el de mejor grabación por su pegadizo éxito "Uptown Funk".

Otros artistas que se llevaron a casa dos reconocimientos fueron Little Big Town, The Weeknd, D'Angelo, Jason Isbell y Chris Stapleton.

Además, el premio a mejor nuevo artista fue para Meghan Trainor, que agradeció el galardón entre enormes lágrimas.

Por estilos, Muse fue el ganador del mejor disco de rock ("Drones"), The Weeknd se impuso en urban con "Beauty Behind The Madness" y D'Angelo triunfó con su LP "Black Messiah" en R&B.

Asimismo, Skrillex & Diplo consiguieron el Grammy al mejor álbum de electrónica ("Skrillex & Diplo present Jack Ü") y Chris Stapleton se proclamó vencedor del mejor disco de country ("Traveller").

En las categorías latinas, el puertorriqueño Ricky Martin triunfó en el apartado de mejor disco de pop latino por "A quien quiera escuchar", mientras que Pitbull ("Dale") y Natalia Lafourcade ("Hasta la raíz") compartieron el galardón al mejor álbum latino de rock, alternativo o urbano.

Asimismo, el panameño Rubén Blades recibió su octavo Grammy al conseguir el premio al mejor álbum de música tropical por "Son de Panamá", Los Tigres del Norte obtuvieron su séptimo galardón al vencer en música regional mexicana con "Realidades", y en mejor álbum de jazz latino resultó ganadora la pianista brasileña Eliane Elías ("Made In Brazil").

Como curiosidades, el expresidente de Estados Unidos Jimmy Carter recibió el Grammy al mejor álbum hablado por "A Full Life: Reflections at Ninety", el legendario Tony Bennett consiguió su Grammy número 18 al triunfar en la categoría de mejor disco de pop vocal tradicional y Rihanna canceló a última hora su actuación en la gala debido a unos problemas vocales.