Público
Público

Llüisa Cunillé, Nacional de Literatura Dramática

La galardonada escribe en catalán y en castellano desde comienzos de los años noventa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La dramaturga Llüisa Cunillé (Badalona, 1961) no acostumbra a dar entrevistas. Ayer rompió su silencio para agradecer el Premio Nacional de Literatura Dramática 2010, que le ha concedido el Ministerio de Cultura por su texto Aquel aire infinito, representado por primera vez en 2003, aunque publicado el año pasado.

'Estoy muy contenta y muy agradecida, pero lo único que puedo contar es que el texto trata de cómo los mitos de Electra, Medea, Antígona, Ulises y Fedra tratan la realidad', afirmó a Público. La dramaturga añadió que la obra podría volver a los escenarios si 'alguna compañía quiere representarla'.

Cunillé, que escribe en catalán y castellano, comenzó su relación con el teatro en los seminarios impartidos por José Sanchis Sinisterra a comienzos de los años noventa. En 1992 ganó el Premio Calderón de la Barca por la obra Rodeo y en 1995 fundó en Valencia, junto a Paco Zarzoso y Lola López, la compañía Hongaresa de Teatre.

La obra de la dramaturga catalana, muy marcada por el fragmentarismo, está focalizada en los misterios del ser humano. Los espacios suelen ser ambiguos y los diálogos íntimos y cotidianos, como reflejan los textos Barcelona, mapa de hombres (Premio Max al mejor autor teatral en castellano en 2007) y Après moi, le deluge, dos de sus obras más conocidas. Este texto, dirigido en 2008 por Carlota Subirós e interpretado por Vicky Peña y Jordi Dauder, es una reflexión sobre las diferencias entre mundo rico y el pobre, que recibió algunas de las mejores críticas del año.