Público
Público

Dos maneras de contar un misterio muy oscuro

Cara a cara, el escocés Craig Russell y el sueco Johan Theorin enfrentan sus formas de escribir y sus referentes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En los libros de Craig Russell y Johan Theorin hay muertes, delincuencia y personajes con problemas. Ambos autores están etiquetados dentro de la novela negra, pero su obra presenta pocas similitudes. Los dos participan estos días en el BCNegra: Russell presenta El beso de Glasgow (Roca Editorial), segunda entrega de la serie protagonizada por el detective Lennox, y Theorin promociona La tormenta de nieve (Mondadori), tercer volumen de El cuarteto de Öland. Craig Russell se divirtió escribiendo las escenas más violentas de su novela, mientras que Theorin pasó el duelo por la muerte de su madre mientras redactaba el libro. Para el primero, su principal referente literario es Ray-mond Chandler; para el segundo, Henning Mankell.

Russell retrata el mundo del hampa en el Glasgow de los cincuenta

La historia del escocés es fiel a los patrones clásicos del género negro. El detective Lennox se ve envuelto, una vez más, en un enredo promovido por los jefes del hampa de Glasgow, y para salir airoso del entuerto, que se cobra más de un muerto, el protagonista se mezcla con jugadores de boxeo, mujeres bonitas y policías. El relato sigue un orden cronológico y la voz narrativa es la de Lennox.

El traslado de una pareja con dos niños a una antigua casa de madera de la isla de Öland desencadena la trama urdida por Theorin. El misterio se mezcla con elementos sobrenaturales: Aleister Crowley se manifiesta a través de una ouija y las leyendas sobre fantasmas cobran vida en la casa de Aludden. Los flash-backs articulan este intenso thriller que se escapa de lo estrictamente policiaco. 'No me siento atraído por los detectives convencionales', argumenta el autor.

Los misterios y los fantasmas se cruzan en la historia de Theorin

'El investigador Lennox es darwiniano, sigue su instinto de supervivencia para buscar la redención. Es un tipo bruto, con un sentido del humor muy negro', describe Russell.Dice que con este personaje ha querido homenajear a detectives como Philip Mar-lowe o Sam Spade.

El responsable de encarrilar la investigación en La tormenta de nieve es Gerlof, un hombre de 80 años que vive en una residencia y tiene graves problemas de movilidad. 'Toda la familia de mi madre es de Öland, y ese personaje está inspirado en mi abuelo que era pescador', sostiene el autor.

La novela de Russell transcurre en el Glasgow de los años cincuenta. 'Lo que hago es sumergirme en la época que describo con libros y películas. Camino por la ciudad imaginando cómo era por aquel entonces y por ello me califican como un escritor de método', afirma el escocés. 'Hay ciertos conceptos totalmente ajenos a la mente glasgowiana: ensalada, higiene dental, perdón', escribe para arrancar la novela.

Theorin creció escuchando las leyendas de Öland, y conoce bien a sus gentes. 'Escribir una novela es construir un mosaico de ficción con fragmentos de realidad', afirma este autor que disfruta escribiendo sobre 'los dramas de la gente normal'.