Público
Público

El manuscrito inédito de Foster Wallace ve la luz

La Universidad de Texas muestra al público el archivo personal del escritor

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La escena que se encontró Karen Green cuando el 13 de septiembre de 2008 llegó a su casa fue espeluznante. Su marido, el escritor David Foster Wallace, permanecía colgado de una soga en su propia habitación rodeado de centenares de libros, cuadernos y folios apilados con los márgenes teñidos de rojo por las innumerables anotaciones. Cuando se cumplen dos años de la muerte de Foster Wallace, el Centro Harry Ransom de la Universidad de Texas ha decidido rescatar y mostrar por primera vez las 34 cajas repletas de publicaciones y cuadernos de notas que componen el legado del autor de La Broma Infinita (1996), y que revelan su lado más íntimo.

'A pesar de ser un autor que falleció a una edad temprana, tiene un gran número de seguidores', explicó a Público Molly Schwartzburg, comisaria de la muestra. La apertura del archivo responde al enorme número de peticiones de consulta recibidas desde que el Centro Ransom comprase el legado del escritor en 2009. Para la responsable de la colección, la expectación creada en torno a la figura de Foster Wallace se debe a que su obra 'marcó un punto de inflexión'.

Entre los grandes tesoros del autor neoyorquino rescatados por la Universidad de Texas figuran las copias de trabajo corregidas de sus dos novelas publicadas hasta la fecha, The Broom of the System y La Broma Infinita. Además, la colección recoge algunos textos manuscritos de su obra póstuma, The Pale King, que saldrá a la venta en abril de 2011. Sin embargo, estos documentos, que revelan por qué Foster Wallace buceó en el laberinto del IRS la Hacienda estadounidense para situar la trama de su último relato no verán la luz hasta la publicación de la novela.

La mayor parte del legado de Foster Wallace permanecerá expuesto en el Centro Ransom hasta el próximo 17 de octubre, cuando pasará a ser material de consulta. Entre estos documentos destacan los 309 ejemplares de su biblioteca personal, todos parcheados con decenas de post-it con comentarios escritos a bolígrafo. 'Es una colección poco habitual, llena de anotaciones sobre libros de autores contemporáneos como Thomas Harris, Stephen King o James Ellroy', explica Molly Schwartzburg. Sin embargo, la comisaria muestra su predilección por un conjunto más pequeño compuesto por trabajos del autor sobre textos de Don DeLillo, cuyo legado también descansa en los archivos del Centro Ransom de Austin (Texas).

Además, junto a su obra literaria, también se exhibirán los documentos personales de Foster Wallace, desde su época de estudiante en el Amrhest College hasta su etapa como profesor en la Universidad de Pomona (California), donde dio su última lección sobre literatura antes de ahorcarse. Para Schwartzburg, nadie que vaya en busca de Foster Wallace saldrá decepcionado: 'Hay mucho material por descubrir'.