Publicado: 18.01.2012 21:00 |Actualizado: 18.01.2012 21:00

Más de 60.000 páginas secundaron el apagón de internet en EEUU

Webs españolas también protestaron contra la SOPA

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Internet se apagó este miércoles en EEUU. La protesta encabezada por Wikipedia y otras destacadas páginas estadounidenses contra la versión estadounidense de la ley Sinde se extendió por la red como un virus. Desde Fight for the Future, una de las plataformas convocantes, hablan de que más de 60.000 sitios cerraron. En una muestra del éxito de la convocatoria, una cincuentena de senadores y representantes de EEUU anunciaron su rechazo a la norma. En España, destacados sitios también se sumaron al apagón.

La industria cultural de EEUU había conseguido que tanto el Senado como la Cámara de Representantes de ese país estudiaran dos propuestas legislativas, la Stop Online Piracy Act (SOPA) y la Protect IP Act (PIPA), para perseguir a las páginas web extranjeras que, según ella, vulneran la propiedad intelectual de las empresas estadounidenses. Las medidas obligarían a los buscadores a borrar de sus resultados estos sitios, a las empresas que las alojen en sus servidores a retirar sus contenidos y a las operadoras impedir que los internautas de EEUU pudieran entrar en estas webs.

La protesta contra la ley Sinde' de EEUU se extendió por la red como un virus

Pero las grandes de internet, destacados gurús de la red y organizaciones de derechos civiles mostraron este miércoles su rechazo a las dos propuestas. Unos, como la Wikipedia, estuvieron todo el día en negro. Otros, como Google, colocaron un mensaje de protesta en su página principal. Incluso personajes populares en Twitter escribieron mensajes tachados para mostrar cómo se extendería la censura por la red si alguno de estos proyectos fuera aprobado.

"Más de 60.000 sitios han participado en el apagón", escribe en un correo electrónico un portavoz de Fight for the Future. Esta organización forma parte de la plataforma American Censorship Day, creada para organizar el 18 de enero de 2012 el mayor apagón de la historia de internet. Entre sus impulsores también están la Fundación Wikimedia (responsable de la Wikipedia), la Fundación Fronteras Electrónicas o Mozilla, entre otros. A su lado también ha estado la Net Coalition, creada por Google, Amazon, Yahoo! o eBay. Hasta instituciones alejadas del barullo, como la editora de la revista Nature, publicaron este miércoles su rechazo a la SOPA. También, el 16% de los autores estadounidenses de blogs que usan WordPress ha secundado el paro. Según un mensaje del fundador de Wikipedia, Jimmy Wales, unos cien millones de internautas se habrían visto afectados por el cierre temporal de la enciclopedia.

50 senadores y representantes anunciaron este miércoles su rechazo a la norma

La reacción de los políticos no tardó. El diario The New York Times publicó que dos de los senadores que diseñaron la PIPA anunciaron este miércoles que había que desandar el camino. Una cincuentena de cargos electos, entre senadores y representantes, se manifestaron este miércoles en contra de las propuestas.

Por su parte, la industria cultural reaccionó manteniendo sus posiciones. El antiguo senador y ahora presidente de la patronal de las productoras de Hollywood, Chris Dodd, dijo en un comunicado sobre el apagón: "Es una respuesta irresponsable y un mal servicio a las personas que dependen de ellos para obtener información y utilizar sus servicios. También es un abuso de poder, dada la libertad que tienen esas empresas en el mercado actual. Es un hecho peligroso y preocupante que las plataformas que sirven como puertas de acceso a la información intencionalmente sesgan los hechos para incitar a sus usuarios con el fin de promover sus intereses corporativos".

Para el profesor del IE Business School Enrique Dans, el apagón es fundamental para transmitir que "internet es mucho, muchísimo más importante que los problemas de una industria del entretenimiento que se niega a adaptarse a los tiempos". Sobre quién ganará, si Silicon Valley o Hollywood, Dans lo tiene claro: "Nunca, jamás en toda la historia de la humanidad, ha habido ni un solo caso en el que una tecnología detuviese su evolución por las quejas de aquellos cuyas actividades se veían afectadas por ella".

Google colocó un mensaje de desaprobación en su página principal

En España también hubo decenas de sitios que protestaron contra los proyectos legislativos de EEUU. La edición en español de la Wikipedia se solidarizó con su hermana estadounidense. La veterana Barrapunto también participó y la web de la Asociación de Internautas se fue a negro todo el día. Destacados blogs no actualizaron tampoco su página salvo para destacar su oposición al proyecto estadounidense. El de Enrique Dans, entre ellos.

"Me apunté al apagón porque las cosas que están pasando no son cosa de un solo país, es una iniciativa bien coordinada por parte de un lobby poderosísimo que tiene la capacidad de condicionar las decisiones de gobiernos como el norteamericano, y ya no digamos el español", explica Dans. Para el profesor, el paralelismo entre SOPA/PIPA y la ley Sinde es claro: "Tanto SOPA/PIPA como la ley Sinde-Wert se dedican a cerrar páginas sin tutela judicial efectiva, a crear una justicia paralela a la medida de discográficas y entidades de gestión y a desarrollar mecanismos de censura. En ambos casos el ataque a los derechos fundamentales y a la libertad de expresión es total".