Público
Público

Miguel Bosé: "Rojos y fachas son dos palabras que deben desaparecer"

El cantante publica 'Papitwo', secuela del exitoso disco de colaboraciones, en el que participa Penélope Cruz, Joaquín Sabina o Malú

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Son las cinco de la tarde y Miguel Bosé, Papito, yace sobre un confortable sofá en una de las habitaciones de un lujoso y céntrico hotel de Madrid. Su rostro refleja el cansancio propio de encadenar dos días de exhaustiva promoción. Una entrevista tras otra. Radios por la mañana, prensa por la tarde y luego corriendo hacia el plató de El Hormiguero -desde donde confesaría que en uno de los encuentros con la prensa se quedaría dormido por unos segundos debido a las pocas horas de sueño disfrutadas-. Por suerte, no fue ésta. 'Tienes 20 minutos', advierte la responsable de prensa de su discográfica.

El motivo de tanto trajín mediático es Papitwo -a la venta desde el 4 de septiembre-, secuela del primer Papito, disco que recopiló sus grandes éxitos en forma de colaboraciones y del que se despacharon más de tres millones de copias. Una inyección en vena de ingresos y optimismo en una industria musical cada vez más maltrecha. Una golosina demasiado azucarada como para dejar de saborearla. Demasiado rentable: 'Si el primer disco de la saga no hubiera tenido tanto éxito seguramente no existiría Papitwo. No tendría sentido', confiesa.

En esta nueva edición rescata 'muchas de las canciones que quedaron en el aire y muchos de los amigos con los cuales duetar'. Penélope Cruz, Joaquín Sabina, Dani Martín (El Canto del loco) o Malú son sólo algunos de los colaboradores. Repiten sus 'hermanos' Alejando Sanz, Juanes y su sobrina Bimba.

Seguramente ya te habrán preguntado mil veces sobre el por qué de Papitwo. ¿Hay algo del disco que aún no te hayan preguntado y te apetezca destacar?

Siempre hay preguntas en común inevitables. ¿Por qué Papitwo?, ¿Por qué otra vez otro de la saga? Me tomé el respiro de hacer un disco con canciones originales después de una gira tan larga. Fueron cinco años entre proceso de grabación y gira. Y a pesar de eso me han vuelto a atacar para hacer este Papitwo.  La verdad es que fue muy divertido y muy rentable.'Nuestros hijos van a ser los hijos de la crisis'

Entre las colaboraciones de este disco destaca la participación de la actriz Penélope Cruz

Todas las colaboraciones son especiales y tienen una historia. La primera con la que abrí la producción fue Penélope. Fue una gran sorpresa.  Yo la había oído cantar en las sobremesas de las cenas en las que habíamos coincidido. Canta con muchísimo gusto y tiene una voz estupenda. La canción  la hace crecer de una manera increíble -se le escapa un bostezo debido al cansancio-. Estaba previsto hacerlo en el Papito,  y no se pudo hacer por razones de agenda, como por ejemplo Dani Martín, que no le dieron permiso para grabar y ahora ya por fin le han liberado. Fue quien grabó después de Penélope... y te encuentras con dos cosas así tan diferentes y tan fuertes que tienen una personalidad tan diversa. Y luego viene Sabina. Aquí nada se parece a nada.

En la gira de Papito hiciste alrededor de 250 conciertos. ¿Ves factible repetir tal maratón, ahora, con dos hijos?

Yo creo que todo el mundo desea que sea una gira muy larga, porque todo el mundo quiere trabajar y todo el mundo quiere... trabajar. Cuando abren otra vez la puerta del escenario y te metes por primera vez es como un flashback. Me había olvidado. ¡Esto es brutal!

 ¿Y compaginarlo con la vida familiar es posible?

Sí, es posible. Se organiza uno y se hace posible.

'Me gustaría que uno de mis hijos fuera ingeniero robótico y otro astrofísico'¿Como te imaginas el futuro de tus hijos, ahora que estamos viviendo una etapa de crisis, recortes, que mucha gente está saliendo fuera para buscarse la vida...?

Los niños que nacen ahora nacen en plena crisis como quien nacía en la posguerra. Será su condición durante muchos años. Como no han conocido tiempos mejores no podrán comparar. Van a ser los hijos de la crisis. Yo fui hijo de la transición a nivel artístico.  El otro día se reían muchísimo porque hice una rueda de prensa en México y aseguré que iba a hacer todo lo posible para que no sean ni actores, ni músicos, ni toreros, ni nada de eso, porque hay que dejar en algún momento descansar este ADN. A mí me gustaría que uno fuera ingeniero robótico y otro astrofísico y es lo que voy a tratar de explicarles. Que estudien una carrera, que la industria está muy mal. Que aprendan música e instrumentos para divertirse. Les  voy a dar las herramientas para que sean ellos mismos.'Somos el pueblo más intolerante de la tierra'

Y sobre la subida del IVA mejor ni hablamos...

Estamos todos muy cabreados. Se está moviendo algo a través de la asociación de promotores de España de productores de espectáculos, al cual se unirán todos los que tienen que ver con el entretenimiento.  Es matar una industria y sobre todo la sensación de no querer que la gente se lo pase bien y se divierta. En tiempos de crisis lo que tienes que hacer es prácticamente regalar todo lo que es ocio y entretenimiento. Los ayuntamientos tendrían que ofrecer unas fiestas enormes porque de alguna manera descomprime, se abren válvulas.  Se liberan cosas chungas. No sé a quién quieren castigar. Pero a quien acabarán castigándose es a ellos mismos. Piensan que una subida del IVA... que no es tanto, pero al final dejarán de percibir ingresos. Habrá una caída de las industrias del ocio y del entretenimiento y se darán cuenta de que la han cagado. La han cagado. No se puede cagar más.


¿Esta indignación te puede llevar a volver a participar en alguna campaña política?

A nivel de campaña política yo he hecho más que nadie. Desde los tiempos de Felipe he estado en cabeza, en manifestaciones, en todo lo que me parecía importante para mí, para la sociedad y para el progreso de un país.

'La subida del IVA es matar toda una industria: la han cagado'Hace un tiempo se me acercaron y dije que no quería tomar parte de ninguna actividad política en este momento. No lo siento. La clase política en general me tiene muy decepcionando. Creo que el sistema no funciona y las cosas tienen que cambiar empezando por las generaciones de políticos.  Y ya veremos cómo funcionan las futuras.

En España se produce un fenómeno por el cual, cuando los artistas se decantan políticamente, a diferencia de lo que ocurre en otros países como en Estados Unidos,  reciben duras críticas

Bosé interrumpe: como el caso de Russian Red...

'La clase política en general me tiene muy decepcionando'Justo te lo iba a comentar. ¿Por qué crees que este fenómeno se produce en España y en otros sitio no?

Se nos ha olvidado que este país ha sido un país muy intolerante. De toda la vida. Desde Isabel la Católica. Ha sido uno de nuestros rasgos de identidad. De hecho, un señor como Aznar reavivó este espíritu de los dos bandos de la Guerra Civil. Yo, desde la transición hasta que no llegó él, había tenido un progreso político como ciudadano de una libertad extraordinaria, y cuando llegó él volvieron a llamarme rojo por la calle.

'Aznar reavivó este espíritu de los dos bandos de la Guerra Civil'Empezaron de repente a caerse conciertos en determinados  ayuntamientos de la derecha. Creo que nos tenemos que plantear si esta democracia es solamente una de leyes y de cámaras formadas o cultural. No ha sido entendida por la ciudadanía. Pero tanto por unos que por otros. Lo mismo da que le llamen a unos rojos y a otros les llamen fachas. Rojos y fachas son dos palabras que deben desaparecer. Tenemos que respetar a quien piense como piense.

Se tiende a pensar quizás que todos los artistas han de ser de izquierdas...

Por ejemplo, con la ley del 21% del IVA...El otro día en la Cadena SER me propusieron una teoría que me espantó: '¿Tú crees que a lo mejor quieren castigar a los artistas?'. Como si todos los artistas fueran rojos. Esta gente no ha salido a la calle. Yo pertenezco al mundo de la cultura y tengo tantos conocidos en el cine, en el teatro, en la literatura, en la fotografía, en la música, de derechas, como de izquierdas. ¿Pero y qué? ¿Y qué?

'Tengo tantos conocidos en el mundo de la cultura de derechas como de izquierdas 'Debemos cuestionarnos que no estamos siendo democráticos y que simplemente somos un pueblo muy retrógrado, ejerciendo una involución y que somos el pueblo más intolerante de la tierra. Y eso es muy grave. Muy preocupante. Alarmante. Un espanto.