Público
Público

"A todos mis fans ultracatólicos: ¡gracias!"

Fernando Bayona, artista plástico y autor de 'Circus Christi'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Nunca imaginó, durante su inauguración en Granada, que la muestra, expuesta en dos ocasiones anteriores, iba a ser clausurada un día después. Fernando Bayona (Linares, Jaén, 1980) ha recibido amenazas de muerte por Circus Christi, una serie de 14 fotografías que muestran a un Jesucristo gay, una Virgen prostituta y un San José camello a través de una visión crítica de la Biblia. 

¿Cómo fueron las amenazas, sabe quién está detrás de ellas?

Las amenazas que me proferían atentaban contra mi integridad física, y fueron de todo tipo. Me las hicieron llegar a través del teléfono y correo electrónico. Las denuncié ante la policía, pero no se quién las hizo, eso es lo que está investigando el grupo especializado en delitos informáticos. Sé cuál es el correo electrónico del cual proceden, a pesar de que intentó ocultar su identidad a través de una página especializada en arte, desde donde envió sus amenazas. A pesar de ello, tenemos su dirección de correo electrónico y ya hay interpuesta una denuncia contra ÉL. Es muy interesante la valentía que ha mostrado intentando ocultar su identidad. Me gustaría que, igual que me ha amenazado, diese la cara públicamente y demostrase su valor haciendo tales afirmaciones ante los medios de comunicación. Sólo puedo decir que debe de gustarle mucho la Semana Santa imaginerodegranada.

¿Sugiere la Universidad de Granada, organizadora de la muestra, el cierre?

Fue de mutuo acuerdo, remito al comunicado oficial.

¿Sintió o siente miedo?

En alguna ocasión sí. Ahora no, pero soy cauto.

¿Cree que alguien tiene motivo para sentirse ofendido con su obra?

Basta con no asistir a mi exposición, yo no obligo a nadie a que lo haga. Yo, a diferencia de este sector radical, no pido que cierren las iglesias, que los párrocos se retracten de lo que dicen desde sus púlpitos (y que muchos de ellos no practican) o amenazo con incendiar los templos o agredirlos físicamente, simplemente no asisto y asunto resuelto. Yo he expuesto en un lugar al que hay que ir expresamente para poder ver mi obra, no ocupo el espacio público como hacen ellos, por ejemplo, con las procesiones, eso sí que es impuesto. Por otro lado, la figura histórica de Jesús no es monopolio de nadie, es de toda la humanidad.

¿Y usted se ha sentido ofendido por las críticas?

Ellos eso ni se lo han planteado, me han usado para expulsar demonios internos proyectando mucha rabia contra mí.

¿Más que una cuestión religiosa, cree que existe detrás una intolerancia a la homosexualidad por parte de la Iglesia?

Rotundamente sí. Los gays no les damos nuevos adeptos y eso les enfurece.

¿Qué opina de la influencia de la Iglesia en España?

Considero que se inmiscuyen en exceso en temas que nos le atañen, la política está en un plano terrenal y la influencia de la Iglesia debería quedarse en un plano exclusivamente espiritual. Ellos han de servir de guía espiritual y no para otra cosa.

¿Cómo definiría la exposición en términos artísticos?

Yo no soy quien tiene que definir esta serie en términos artísticos, eso lo tienen que hacer los demás. Yo me limito a hacer mi trabajo, que es crear, y el resto lo dejo a aquellos que vean mi obra. Lo que me parece un poco irónico es que todo el mundo haya hablado y opinado sin tan siquiera haber visto las imágenes. Hay posturas y opiniones enfrentadas, todo depende de quién sea la persona que vierta esas afirmaciones.

¿Por qué realizó esa exposición, cómo surge?

La idea surgió simplemente mirando alrededor, no todo es maravilloso en la religión católica, aunque aquí podríamos abrir un extenso debate hablando de muchos escándalos como los casos de pedofilia en Irlanda, casos de corrupción de todo tipo o afirmaciones vejatorias proferidas por altos cargos eclesiásticos.

“Nunca soy lo que se espera de mí”, “Soy un creador desobediente”. ¿Le han causado problemas esas afirmaciones?

La desobediencia es algo muy relativo, todo depende de quién imponga las normas.

¿Huye del redil de ovejas?

No soy pastor.

¿Se ha sentido solo?

Tengo una familia maravillosa y grandes amigos que me han arropado en estos momentos tan duros, y mucha gente anónima que de forma desinteresada me ha ofrecido su solidaridad y apoyo. Gracias a la ofensiva lanzada contra mí por este colectivo de radicales ultraconservadores he conocido en estos días gente maravillosa que de otra forma no hubiese conocido. Me quedo con la parte positiva de todo esto.

¿Qué le preocupa?

Hay muchas cosas que me preocupan aunque en esta última serie me interesaba mucho la doble moral y la reinterpretación que de la historia se hace por los grupos de poder para seguir en él. Al parecer, creo que no estaba muy desencaminado. ¡Quien se pica ajos come!

¿Le ha afectado esta polémica artísticamente?

Dejemos que sea el tiempo quien lo decida, aún es pronto para emitir un veredicto. Aunque sí he de admitir que si lo que querían es censurar y evitar que las imágenes se viesen han cometido un grave error, su acción ha provocado el efecto contrario y si no que prueben a meter mi nombre en Google. Lo que me sorprende es que muchos medios de comunicación han hecho su particular quema de brujas condenándome con sus artículos pero se han apresurado a meter  mis fotos en sus webs para que todos las viesen y así aumentar sus beneficios. Todo se reduce a lo mismo, dinero, dinero, dinero, muchos medios de corte tradicional, como por ejemplo El Mundo, en su canal Veo7, me han vilipendiado, me han agredido con sus comentarios y han permitido que desde sus webs muchos anónimos me amenazasen, y después han metido mis fotos en sus galerías. Ese doble rasero es lo que me molesta, tiran la piedra y esconden la mano.

De todas formas, tengo que darles las gracias por haber aumentado el valor de mis fotos, he de agradecerles que lo hayan hecho, no era en ningún momento mi deseo, y quien me conoce sabe que no soy un tío polémico, que nunca he buscado esto, pero gracias a ellos he saltado a la escena pública. A todos mis fans ultracatólicos, ¡gracias!

También ha habido polémica en Arco. ¿Hasta qué punto condiciona la religión el arte?

Desgraciadamente más de lo que debiera.

La asociación Granada Laica ha comparado su caso con el de las caricaturas de Mahoma. ¿Qué opina?

No creo que sea comparable, aunque les agradezco inmensamente que hayan roto una lanza a mi favor.

¿El arte domesticado es arte?

El arte es arte, en todas sus formas y variantes, aunque no me gusta aquel que está pensado para hacer juego con la tapicería del sofá en los salones de los pijos.

¿Algún artista de cabecera?

El maestro Recuenco, Irwin Olaf, LaChapelle…