Publicado: 05.12.2015 23:12 |Actualizado: 06.12.2015 11:04

Muere el director de cine Jaime Camino a los 79 años

El realizador tuvo una trayectoria como director y guionista cinematográfico centrada en gran parte en la Guerra Civil española, que retrató desde diferentes perspectivas.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:
camino

El director catalán Jaime Camino.- EUROPA PRESS

El director de cine Jaime Camino ha muerto a la edad de 79 años, ha informado la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España a través de su cuenta oficial de Twitter.

La ceremonia de despedida del cineasta tendrá lugar en Barcelona —ciudad donde nació y vivió— el martes día 8 a las 12.30 horas en el tanatorio de Les Corts.

Jaime Camino Vega de la Iglesia, nacido en 1936, tuvo una trayectoria como director y guionista cinematográfico centrada en gran parte en la Guerra Civil española, que retrató desde diferentes perspectivas.



Reconocido con el Gaudí de Honor 2009 a su trayectoria por la Academia del Cine Catalán, Jaime Camino empezó realizando cortometrajes, como Contrastes (1961) y Centauros (1962), hasta debutar con el largometraje Los felices 60 (1963), donde plasmó una crítica a la burguesía catalana al modo del neorrealismo italiano.

En 1967 presentó su película Mañana será otro día, con guión del propio Camino y del historiador Román Gubern, colaborador habitual, en la que mostró una actitud crítica hacia ciertos sectores intelectuales.

En España otra vez (1968) abordó la Guerra Civil española, tema que marcó su producción. El protagonista de la cinta era un ex combatiente de las Brigadas Internacionales, para lo cual contó con la ayuda de un ex brigadista norteamericano.

De 1969 es su producción Jurtzenka. Un invierno en Mallorca, sobre la vida del compositor Federico Chopin y la escritora francesa George Sand, quienes tuvieron un apasionado y turbulento romance en la isla.

Éxitos comerciales

En los años setenta dirigió varias películas, como Mi profesora particular (1973), con Analía Gadé, Joan Manuel Serrat y José Luis López Vázquez, aunque destacó por el filme Las largas vacaciones del 36 (1976), protagonizada por Paco Rabal, José Sacristán y Concha Velasco y de gran éxito comercial, que fue premiada por la crítica del Festival de Berlín.

En los años ochenta dirigió Picasso por sí mismo (1983); El puerto de mi ciudad (1984) o bien El balcón abierto (1984), producida por TVE e inspirada en la figura y obra de Federico García Lorca, cuyos guionistas fueron esta vez Camino y el poeta y escritor José Manuel Caballero. Un filme en que participó Antonio Flores.

Otra de sus obras destacadas fue Dragón Rapide (1986), también para TVE, que narra las vísperas de la sublevación de 1936 y acaba con la llegada del general Franco a Tetuán para ponerse al frente de la rebelión.

Ya en la década de los noventa apareció El largo invierno (1992), uno de los proyectos más ambiciosos de su carrera, que contó con un reparto de lujo: el italiano Vittorio Gassman, Adolfo Marsillach, José Luis López Vázquez, Rosa Novell, Herman Bonin, Jean Rochefort, Silvia Munt, Teresa Gimpera y la modelo Judith Mascó; y un guión escrito por él mismo, Román Gubern, Manuel Gutiérrez Aragón, Juan Marsé y el estadounidense Nicholas Bernheim.

Esta historia de una familia acomodada catalana que en enero de 1939 se encontraba dividida ideológicamente entre los dos bandos de la Guerra Civil obtuvo en 1992 el Premio de la Generalitat al mejor largometraje, música y guión, y en 1993 fue considerada por la crítica como mejor filme del Festival de Punta del Este (Uruguay).

Obra literaria

Alejado desde entonces de los platós de rodaje, Jaime Camino se dedicó a escribir libros, tarea que emprendió ya en 1960 con su novela inédita La coraza, finalista del Premio Nadal, y el libro Íntimas conversaciones con la Pasionaria (1977).

En 1996 publicó Moriré en Nueva York, obra a la que siguió El oficio de un director de cine (1997), donde dice que energía, ductilidad, resistencia física y psíquica y conocimientos técnicos caracterizan a un buen director que, también, debe ser un poco el 'pater familias' del equipo de rodaje.

Últimas producciones

Retomó la dirección cinematográfica en 2001, con la película en formato documental Los niños de Rusia, sobre el drama humano de los aproximadamente 3.000 niños españoles evacuados a ese país, que ganó el segundo premio de la sección Tiempo de Historia de la Seminci (compartido con Et cétera..., del ruso Andrei Ossipov).

En 2008, el Festival Internacional del Cine Mediterráneo de Montpellier dedicó un espacio a su trayectoria.

Camino ha fallecido años después de que le detectaran un cáncer de pulmón con metástasis cerebral, que le había ido restando facultades como el mismo había reconocido.