Publicado: 24.07.2016 13:33 |Actualizado: 24.07.2016 13:33

El embrujo de la guitarra de Carlos Santana cautiva en el Cap Roig

El ganador de diez premios Grammy llevaba 13 años sin pisar tierras catalanas. A sus 69 años luce una vitalidad y espíritu envidiables.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Carlos Santana. EFE

Carlos Santana. EFE

GIRONA.- Después de 13 años sin actuar en Catalunya, el guitarrista Carlos Santana ha superado esta noche todas las expectativas y ha dejado el público de Cap Roig embrujado con la magia de su guitarra.

El músico mexicano-estadounidense ha presentado en el Festival de Cap Roig su último trabajo Santana IV, con el que vuelve a sus orígenes y toma el relevo del mítico Santana III que sedujo a medio mundo con su fusión de rock, salsa y jazz.




En un recital de más de dos horas, Santana ha ofrecido temas de su último trabajo como Love makes the world go round o Freedom in your mind.

Pero las canciones que más han entusiasmado han sido las que le situaron en lo más alto del panorama musical como Maria Maria, Samba pa ti, Corazón Espinado, Black Music Woman o el gran clásico Oye como va, que ha puesto el punto y final a la actuación.

A sus 69 años, Santana luce una vitalidad y espíritu envidiables, y continúa siendo el alma de la banda y con sólo con la mirada va dirigiendo a los nueve músicos que lo acompañan.

Unos músicos que también han obsequiado al público con sólos memorables como el que ha ofrecido el bajista Benny Rietveld o el de la batería Cindy Blackman, ovacionados generosamente por los asistentes.

Santana, poco hablador durante el concierto, ha confesado que él hace música para "elevar, transformar e iluminar la oscuridad en luz y amor" y ha animado a los presentes a seguir este camino.

La revista Rolling Stone situó al mexicano en la posición número 15 de la lista de "Los 100 mejores guitarristas de todos los tiempos" y esta noche en Cap Roig ha dejado claro por qué se merece el puesto.

La complicidad y la unión entre la guitarra y Santana es mágica. Sus dedos recorren las cuerdas a una velocidad vertiginosa, dejando a su paso melodías rítmicas con toques latinos, afros y roqueros.

El público no ha dejado de bailar, cantar y ovacionar al guitarrista, que fue el primero en agotar las entradas este año en Cap Roig. El rock, la bossa, el jazz, la salsa y el blues han impregnado el escenario del Castillo de Cap Roig, en un concierto que difícilmente podrán olvidar los privilegiados asistentes.

Entre las anécdotas de la noche, destacan el momento en que Santana ha invitado a un niño del público al escenario para tocar las maracas o el pastel de cumpleaños sobre el escenario en homenaje a uno de los miembros del equipo.

Más de dos mil personas han asistido al concierto, entre los cuales, el conseller de Interior Jordi Janer, la consellera de Trabajo, Dolors Bassa o la consellera de Governación Meritxell Borràs.

Con más de 40 años de carrera musical, Santana luce en su palmarés 10 premios Grammy, 3 Latin Grammy y más de 100 millones de discos vendidos.

En su último trabajo, Santana IV, el compositor ha reunido de nuevo a los músicos que dieron fama a los tres primeros y más gloriosos discos de su carrera: Gregg Rolie, Neal Schon, Mike Carabelloy y Michael Shrieve.

Y por si fuera poco, tiene entre manos un nuevo proyecto: Supernova, una formación musical que está preparando junto con Herbie Hancock, Wayne Shorter y su esposa, Cindy Blackman, con la idea de hacer una gira de conciertos y en algunos invitar a otros artistas como John McLaughlin o Concha Buika.