Público
Público

"Necesitamos sonar a todo volumen"

Triángulo de Amor Bizarro  presenta en el FIB su nuevo disco, Año Santo, tras tres años de realización

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tras su impactante debut homónimo en 2007, el segundo disco de Triángulo de Amor Bizarro, Año Santo, tardó tres años en gestarse tras un auténtico calvario que a punto estuvo de terminar con el grupo. Hoy lo presentan en el FIB en el escenario principal. No será el concierto más multitudinario, pero es posible que sea el más ruidoso. Lo avisa Rodrigo Caamaño, voz y guitarra de una banda que lo mismo bebe de las Ronettes que de My Bloody Valentine.

¿Será tan ruidoso el concierto en el FIB como el disco Año Santo'?

Se intentará. Hemos cambiado de técnico con esa intención. En un festival el equipo lo permite, porque hay salas donde no puedes conseguir ese muro de sonido. Nosotros necesitamos sonar a todo volumen para que las cosas que en el disco están hechas a base de producción en directo salgan de forma natural.

En el título, Año Santo', juegan con el Xacobeo...

Sí, pero no solo eso. Desde el primer disco han pasado muchas cosas, y este año para nosotros es un nuevo inicio.

¿No celebran el Xacobeo?

A costa del dinero público se hacen unos fastos muy horteras. Cuando es año Xacobeo, Galicia se activa. El resto del tiempo no existe.

En Año Santo' el ruido le gana al pop, ¿por qué ese camino?

Pues no sé, porque cuando nos sentamos a hacer canciones intentamos hacer las cosas lo más pop posible, buscamos el estribillo. La producción es más abierta y sí que es más ruidosa. Pero yo lo veo más luminoso.

¿Había miedo al segundo disco?

Más que eso, la gira nos agotó. Intentábamos hacer canciones nuevas, y no nos salía nada. No teníamos ganas. Hemos tenido que volver a tener que encontrar la ilusión como si fuéramos un grupo maquetero, sin estrategias.

¿Pensaron el dejarlo?

Sí. A veces no sabíamos qué hacer con el grupo. No merecía la pena tirar por tirar.

Algunos títulos de las canciones parecen de broma, ¿no?

Todo lo contrario. Hay letras que por sí mismas no se entienden y con el título intento abrir el abanico de significados. Es una parte muy importante en algunas canciones.

Seguís la tradición indie' de ocultar la voz. ¿No se pierde algo?

Intentamos ponerla en el punto donde se entienda lo máximo, porque para nosotros es importante, pero sin que se pierdan otras cosas que nos interesan, como las guitarras altas y el ruido. Las letras no son relleno.

¿Ideas para el tercer disco?

Con lo que nos costó el segundo, espero tenerlo antes. Creo que la vida de los grupos no puede ser muy larga, porque llega un punto en el que necesitas empezar de cero.