Público
Público

Los obispos ponen el grito en el cielo por la virgen drag del carnaval de Las Palmas: "Es una frivolidad blasfema. Exigimos respeto"

Drag Sethlas se proclamó nuevo Drag Queen de Las Palmas con un número transgresor, por sus referencias religiosas a la Virgen y a la crucifixión de Cristo.

Publicidad
Media: 4.25
Votos: 8
Comentarios:

Drag Sethlas, con la fantasía "¡Mi cielo yo no hago milagros. Que sea lo que Dios quiera", ha ganado el concurso Drag del Carnaval de la Eterna Primavera, esta noche en el Parque de Santa Catalina de Las Palmas de Gran Canaria. EFE/Elvira Urquijo

El presidente de la Conferencia Episcopal Española, el arzobispo Ricardo Bláquez, ha pedido respeto a las creencias católicas tras la celebración anoche del carnaval de Las Palmas de Gran Canaria, en cuyo desfile de Drag Queen "se hicieron alusiones a la Virgen y a la crucifixión de Cristo". Blázquez ha insistido en que no le parecen "adecuadas" estas referencias religiosas en estas celebraciones, donde se simuló la crucifixión de Jesús o donde también se escenificó a la Virgen María.

Drag Sethlas se proclamó anoche nuevo Drag Queen de Las Palmas de Gran Canaria con un número transgresor que encendió al público del certamen en su 20 aniversario y que no dejó indiferente a nadie, por sus referencias religiosas a la Virgen y a la crucifixión de Cristo. Llegó literalmente como una virgen -vestido como una imagen de María y a ritmo de Like a prayer de Madonna-, pero no fue ningún milagro que Sethlas se coronase Drag Queen del carnaval de la capital grancanaria, dedicado este año a "La eterna primavera".

Habitual en el podio en ediciones anteriores, Sethlas logró por fin la banda de "reinona" de las fiestas de la ciudad con un repertorio de acrobacias imposibles sobre unas plataformas infinitas, pero sobre todo, con la estética rompedora de un drag crucificado, con su corona de espinas y su lanzada en el costado.

"Se me han llenado los ojos de lágrimas"

Por su parte, el obispo de Canarias, Francisco Cases, ha lamentado "la frivolidad blasfema" de la Gala Drag Queen, y se ha preguntado si no hay límites a la libertad de expresión con manifestaciones que ofenden a muchas personas. "Ha triunfado la frivolidad blasfema en la gala Drag del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria. Triunfado en los votos y triunfado en los aplausos de una muchedumbre enardecida", indica Cases en un comunicado, tras el espectáculo con alusiones a la Virgen y a la crucifixión de Cristo.

El obispo expresa su enorme tristeza -"estoy viviendo ahora el día más triste de mi estancia en Canarias"- tras ver a "miles de personas que coreaban, aplaudían y votaban con los teléfonos" al ganador. Un espectáculo que le ha hecho recordar, por contraste, a los miles de ciudadanos que acompañaron a la Virgen del Pino en una bajada de su santuario y traslado a la capital grancanaria hace unos años, así como las procesiones del Santo Cristo de Telde, de la Virgen del Carmen, de la Virgen de la Luz de la Isleta o de la Virgen de los Dolores de Schaman.

"Se me han llenado los ojos de lágrimas", confiesa el obispo, quien se pregunta "si no hay límites para la libertad de expresión, si todo vale en las manifestaciones festivas porque nada es verdad, si no hay recursos para cortar la frivolidad blasfema que ofende a muchos ciudadanos. Tenemos mucho que pensar".

Mientras, el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo (PSOE), ha defendido que esta fiesta es "transgresión" y "libertad" y que en su ciudad también representa "la tolerancia".