Público
Público

La película pobre que enamoró a la Academia

'The Secret of Kells', la animación candidata al Oscar, llega a España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

He visto el libro, el libro que cambió la oscuridad por luz'. Un susurro entre las hojas de un bosque medieval irlandés, música celta y una mirada penetrante son la carta de presentación de The Secret of Kells. Tomm Moore, un irlandés gafapasta, es el culpable de que esta joya del cine indie de animación consiguiera lo que pocas de su naturaleza: estar nominada a los Oscar y una modesta distribución internacional.

Brandon, un niño de 12 años, tiene en sus manos el futuro de la sabiduría. Debe completar el mágico libro de Kells y para ello vivirá una aventura en un bosque encantado repleto de personajes de fantasía y con la amenaza vikinga en sus talones.

Desde la universidad y durante diez años, esta historia de superación de los miedos, ha estado en la mente de Moore, 'cuando conseguimos el dinero estuvimos cuatro años haciendo la película, y la terminamos en el momento oportuno'.

'Desde hace mucho los pequeños intentamos ofrecer voces alternativas'

El director se muestra receloso [incluso se ríe] si le definen como representante de una nueva ola de creadores indies. En la otra parte del ring, las grandes producciones y sus millonarios presupuestos y taquillas. 'Desde hace mucho los pequeños intentamos ofrecer voces alternativas. Aunque es cada vez más duro por la popularidad de las producciones en 3D, Internet pone la cosa más interesante. Ya lo vimos en las nominaciones a los Oscar [dos películas en 3D y dos hechas a mano], la gente quiere ver cosas diferentes y eso es bueno', explica Moore a Público. ¿Es el Oscar de animación el más predecible? 'Sí, más o menos, pero a veces hacen alguna locura como meter entre los nominados a The Secret of Kells'.

La película es una obra de arte celta. Sólo hay que fijarse en las rocas y los árboles, por ejemplo. Además, el punto de vista infantil ayuda a 'unificar realidad y fantasía mejor que con un adulto'. Personajes como el hada Aisling y una banda sonora hecha con instrumentos celtas, de Bruno Coulais y Kila, son algunas de las razones de su éxito de crítica.

Moore no deja las leyendas de su país y ahora mismo está trabajando en su nueva película The sound of the sea. Pero los proyectos se le acumulan 'en la animación hay que hacer muchas cosas para pagar las facturas'.