Publicado: 24.11.2016 09:54 |Actualizado: 24.11.2016 09:54

'Pulsaciones', el thriller sobre la memoria del corazón de Emilio Aragón

Un hombre despierta tras ser trasplantado y descubre que tiene los recuerdos de su donante. Así arranca la serie ‘Pulsaciones’, un thriller con mucho potencial presentado ayer en el MiM Series y que podrá verse en 2017 en Antena 3.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Una secuencia de la serie 'Pulsaciones', dirigida por Emilio Aragón.

Una secuencia de la serie 'Pulsaciones', dirigida por Emilio Aragón.

MADRID.- Pulsaciones supone el regreso de Emilio Aragón a la dirección y, sobre todo, su vuelta a la televisión. Lo hace como creador, director, guionista, compositor y productor de un thriller con premisa sobrenatural que fue presentado en el marco del MiM Series, festival que celebra este año su cuarta edición y que entregará sus premios el próximo lunes. En la tercera jornada de la cita seriéfila, el equipo de Pulsaciones presentó ante la prensa una serie que, en palabras de Aragón, “parecía más para otra plataforma que para una cadena en abierto”. Lo dice por la idea de la que parte (la ‘memoria del corazón’), por el género (un thriller) y por el hecho de que su casa vaya a ser Antena 3 en algún momento del primer trimestre de 2017.

La historia que cuenta es la de Álex, un neurocirujano con un currículum y una vida envidiables. Es el mejor en lo suyo, está en proceso de ser elegido jefe de una de las clínicas más prestigiosas de Madrid y vive felizmente casado con Blanca. Él es Pablo Derqui, un rostro muy conocido en la pequeña pantalla catalana, pero no tanto a nivel nacional. Ella, Leonor Watling. El piloto mostrado a los medios, que arranca con una escena propia de un thriller, peca, como ocurre en tantas series españolas, de la necesidad de incidir demasiado en algunos aspectos para cubrir los 70 minutos exigidos.



Aparte de eso, presenta una trama de misterio y sentimientos contada con secuencias muy del género, con un reparto interesante y una premisa singular. Esta tiene que ver con la llamada ‘memoria del corazón’. Una teoría según la cual algunas personas trasplantadas son capaces de recordar o adoptar gustos de quien llevó antes ese corazón. Es lo que le ocurre al personaje de Álex, que nada más despertar tras la operación empieza a recordar fragmentos de la vida de Rodrigo (Juan Diego Botto), un periodista de investigación muerto en un accidente de moto mientras investigaba un oscuro caso de desapariciones sin resolver.

Desde el equipo tenían claras dos cosas que querían conseguir con Pulsaciones. Una, arrancar con una “premisa diferencial”, como la define Carmen Ortiz, productora ejecutiva y guionista en Globomedia. Es decir, “algo que atrapara pero que no hiciera el efecto rebote de echarte”. La otra, que “el personaje de Álex cayese mal”, según explica Aragón. Lo consiguen. Y es parte del interés que despierta la serie.

Lo que no fue sencillo fue encontrar ese punto de partida. Antes de dar con la ‘memoria del corazón’ y empaparse de ella con documentales y libros al respecto, dos ideas le precedieron. Sin entrar en más detalles, Aragón recuerda que la primera la descartaron después de tres meses trabajando en ella y la segunda, que era más policíaca, cuatro meses más tarde.

Al final optaron por esta, la de un trasplantado de corazón que adquiere retazos de la memoria de su donante y que se convierte “en un hombre dividido en dos (…). El dilema de este hombre es ¿soluciono mi vida o averiguo lo que ha pasado aquí detrás?”. Con lo de “aquí detrás” a lo que se refiere el director es a ese caso de desapariciones en el que estaba inmerso en el momento de su muerte el personaje de Rodrigo y cuyo testigo recogerá su compañera en la agencia, Lara (Meritxell Calvo).

Un tono difícil de encontrar

Uno de los mayores retos de Pulsaciones era encontrar con el equilibrio entre un punto de partida sobrenatural y el thriller. Algo que, The Leftovers, por ejemplo, ha logrado hacer con maestría. Pablo Derqui, sobre quien recae gran parte de la responsabilidad de dar con el tono apropiado para la historia, hablaba durante la presentación de la serie de las dudas que esto le generaba y de las conversaciones con productores y guionistas al respecto. Se preguntaba, “¿cómo vamos a mostrar algo que no existe?”. Y, una vez encontrada la forma, llegaba casi lo más complicado, no abusar de ella. En el piloto se puede apreciar poco en este sentido, ya que solo se plantea el hecho de los recuerdos adquiridos y los personajes se encuentran aún en la fase de negación/aceptación.

Por delante, nueve capítulos más para desarrollar una historia que tendrán dos vertientes. Por un lado el triángulo amoroso inevitable que ni se apunta en el primer episodio pero previsible en una historia como la que cuenta y del que dieron algunas pinceladas en la presentación. Por otro, ese caso de desapariciones en el que la policía no encuentra conexiones y en el que el personaje de Lara promete ser clave. Ahí es donde se encuentra el verdadero thriller.

Juan Diego Botto participa en la serie 'Pulsaciones'.

Aunque la fecha de estreno aún es un misterio –el primer trimestre de 2017 apuntado desde Atresmedia no es muy concreto–, lo que sí se ha desvelado es que Pulsaciones es cerrada. Es decir, que esta primera temporada tendrá un final. Y que, si logra la aceptación del público y obtiene el visto bueno para una segunda, la nueva tanda de episodios cambiaría de historia y de personajes manteniendo el trasplante de corazón como premisa.

Desde luego no les faltan ganas de repetir experiencia a sus creadores. Y eso que el rodaje ha sido muy duro. Seis meses de trabajo intenso en los que Emilio Aragón no estuvo solo tras la cámara. Contó con la ayuda de David Ulloa y David Victori, que han dirigido algunos de los capítulos de una serie que arranca con unos títulos de crédito que se quedan grabados, con partitura del propio Aragón y letra y voz de Silvia Pérez Cruz. Solo falta el veredicto del público, pero para eso aún falta mucho. De momento, por lo visto en el MIM Series, el piloto promete emoción y suspense. Todo dependerá de los derroteros que tome la historia en los siguientes capítulos y de que no deje de lado la parte de thriller para centrarse demasiado en la romántica.