Público
Público

El roscón de Reyes se libra por poco de ser prohibido

La UE prohibirá todos aquellos juguetes contenidos en productos alimenticios. El tradiconal dulce de Reyes se libra a última hora al no ser considerado un juguete

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El popular roscón de reyes y la sorpresa que esconde en su interior verán pasar de cerca la prohibición en el marco de la nueva directiva comunitaria sobre seguridad de los juguetes, que esta semana aprobará definitivamente el Parlamento Europeo (PE).

La tradición de introducir una figurita en la masa, típica en varios países como España y Francia, amenazó de muerte al roscón ante las exigentes medidas para proteger a los niños pactadas por las instituciones europeas, aunque finalmente no tendrá consecuncias para el dulce navideño.

Según la nueva normativa, se prohibirán en la UE todos aquellos juguetes contenidos en productos alimenticios en los que haya que comer el alimento para alcanzar el juguete y en los que éste no esté embalado correctamente.

La clave del embalaje 'salva' a los conocidos huevos de chocolate que contienen en su interior una pequeña sorpresa, pues ésta va protegida por una cápsula de plástico, algo que no ocurre habitualmente con las figuritas de los roscones.

El producto navideño evita la prohibición, sin embargo, por no entrar dentro de la definición de juguete que figura en la directiva, según confirmaron hoy a Efe fuentes parlamentarias.

Sí tendrán que desaparecer, por ejemplo, algunos tipos de piruletas a la venta en Europa y que contenían una pequeña lámpara en su interior a la que sólo se puede acceder después de comer el caramelo.

Para el eurodiputado español Ignasi Guardans (Convergencia i Unió), la normativa 'bordea el ridículo' porque cae en la 'exagerción' y sólo responde a la cultura reguladora de algunos países y no 'a cómo se educa a los niños en Barcelona o Sevilla, incluso en el caso de los padres más cuidadosos'.

'Me parece absurdo llegar a una directiva como ésta, que transmite la imagen de una UE ultrarreguladora y alejada de los ciudadanos', explicó Guardans a Efe.

El diputado, que anunció que se abstendrá en la votación del texto el próximo jueves, criticó que la Eurocámara se 'haya encontrado con un acuerdo ya cerrado' entre los miembros de la comisión parlamntaria de Mercado Interior y Protección del Consumidor y el resto de instituciones.

La nueva directiva tiene por objetivo mejorar la seguridad de los niños y, una vez que reciba esta semana el respaldo del pleno del PE, prohibirá el uso en los juguetes de ciertas sustancias químicas y metales pesados.