Público
Público

Sabina debuta en Nueva York

El cantautor español ofrece un recital en la Gran Manzana rodeado de amigos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Y después de 62 años, Joaquín Sabina cumplió uno de los pocos sueños que todavía la quedaban como artista: debutar en Estados Unidos. Fue en Nueva York dónde el español ofreció su recital rodeado de amigos que vitorearon y aplaudieron sus temas durante la noche.

Sabina llegó a los escenarios del Hammerstein Ball Room de la ciudad newyorkina con 'El penúltimo tren', el nombre de la gira que ya le llevó por Latinoamérica y título bajó el que tamién visitará Los Ángeles y Miami.

Fue precisamente ante el público latinoamericano dónde hizo un recorrido musical que le valieron los aplausos y los gritos de un público entregado. El artista devolvió las flores a sus con una reverencia de su bombín.

Esta noche contigo fue el primero de una veintena de temas que interpretó junto a su banda, continuó con Tiramisú de limón, después del cual saludó con un 'Buenas noches, Nueva York'. Tras tercer el tercer tema, se dirigió a sus fans para asegurar que se sentía como en casa.

'Buenas noches neoyorquinos latinos, latinos neoyorquinos. No ha sido fácil, en mi caso 62 años, llegar hasta aquí. Estamos muy conmovidos por realizar un sueño', dijo el cantautor.

'No ha sido fácil, en mi caso 62 años, llegar hasta aquí'

'No esperaba que Nueva York fuera como Albacete. Pensé que en lugar de venir a ver a este indignado se habían ido a ver a los indignados de Wall Street', dijo al referirse al grupo que protesta en Nueva York contra la crisis económica y los abusos del sector bancario.

Sabina agradeció al público, que cantó todos sus temas, 'por haber esperado' su visita a la Gran Manzana. 'Ojalá le podamos devolver la complicidad' indicó para continuar con Dama de noche y Peor para el sol en una noche en que algunos de los seguidores también llevaban un bombín y en donde se pudieron ver banderas de México y Uruguay.

Ante un público latinoamericano entregado, el cantante dedicó un tema a la legendaria Chavela Vargas. 'Uno puede llegar a hacerse cuate de sus ídolos. Con esta canción vamos a celebrar los próximos 93 años de Chavela Vargas', dijo para, acto seguido, interpretar su icónico tema Por el boulevard de los sueños rotos que el público vitoreó a rabiar.

La reacción de los asistentes motivó que el artista se parara en medio del escenario para contemplar en silencio a sus espectadores y dijera 'si lo supieran en mi pueblo, quien me iba a decir...' para luego continuar con Llueve sobre mojado, antes de tomarse un receso.

Sabina regresó al escenario para unirse a su corista Marita para interpretar Yo quiero ser una chica Almódovar. La noche incluyó además Peces de ciudad cuyo texto señala que 'En la fatua Nueva York da más sombra que los limoneros la estatua de la libertad' y la mención de la Gran Manzana fue vitoreada por los asistentes que se convertieron en los cómplices perfectos del artista.

Princesa desató la locura en la sala, aunque también sonaron Canción para la Magdalena, 19 días y 500 noches y después de despedirse, Sabina volvió a los escenarios por petición del respetable para interpretar Noche de bodas y Y nos dieron las 10 y las 11.