Público
Público

SERIES Las series estadounidenses de la temporada llegan más militaristas que nunca 

‘Seal Team’, ‘The Brave’, ‘SWAT’ y ‘Valor’ llegan para subir unos grados el termómetro del patriotismo estadounidense. Cada una con un mensaje, un tono y un acercamiento distinto a su historia, pero con miembros de los cuerpos de élite como protagonistas.

Publicidad
Media: 2.13
Votos: 8
Comentarios:

Seal Team, la nueva serie de David Boreanaz (Bones) que en España emite FOX desde el pasado 4 de octubre.

En un panorama seriéfilo hiperpoblado como en actual en el que las producciones se cuentan por centenares, no es de extrañar que muchas coincidan en temática. Lo contrario sería un caso digno de ser asignado a Mulder y Scully como un Expediente X. Pero, aún así, no deja de resultar llamativo que cada temporada haya una cierta obsesión palpable de creadores y guionistas que desemboque en una oleada de títulos con mucho en común. La temporada anterior les tocó a los viajes en el tiempo y esta le ha llegado el turno a las series con protagonistas miembros de las fuerzas especiales estadounidenses. Es como si cada cadena quisiese la suya propia.

En cuestión de un mes, el estreno cuatro nuevas series que se enmarcarían dentro de ese subgénero, si es que se le puede llamar así. Algunas ya han visto la luz. Todas, series de acción con protagonistas armados y tremendamente patrióticos. Si esto tiene algo que ver con la denominada por los analistas era Trump o no puede ser discutible en mayor o menor medida. Quizá solo sea una casualidad. O quizá sea cuestión de una forma de enviar un mensaje al espectador dentro y fuera de sus fronteras. Sea una cosa u otra, lo cierto es que ahí están y, pese a que todas cuentan con un planteamiento similar, lo cierto es que el tono y el mensaje son bien distintos. Al menos de las tres que ya se han podido ver.

La primera en estrenarse fue The Brave. Emitida el pasado 25 de septiembre en NBC y aún sin fecha confirmada en España, AXN –canal que la traerá aquí– mostró su piloto a los medios hace unos días con Anne Heche y Mike Vogel como estrellas del cartel. Ella es la que está al otro lado del teléfono dando las órdenes y él, el líder de un equipo de élite que se juega la vida sobre el terreno. Los enemigos a batir son árabes, claro, y la serie rezuma patriotismo americano por los cuatro costados y un sentimiento de deber y devoción a la bandera de las barras y estrellas que hace que una madre que acaba de perder a su hijo se reincorpore al servicio solo unos días después para llevar a cabo una importantísima misión contra los enemigos declarados de su país.

Dos días después, en CBS, se pudo ver Seal Team, la nueva serie de David Boreanaz (Bones) que en España emite FOX desde el pasado 4 de octubre. El tono y el planteamiento en esta serie de Bejamin Cavell son distintos a los de The Brave. En esta ocasión los guionistas se centran más en el estado postraumático de un miembro de este cuerpo de élite del Ejército de los Estados Unidos. De hecho, la escena con la que arranca el piloto tiene como protagonista a Jason Hayes (David Boreanaz), líder del equipo, sentado en el diván contándole (o intentando no hacerlo) sus problemas para lidiar con la muerte en combate de un compañero y amigo. A lo largo de ese primer episodio se desvelan algunas de las claves de la misión que sirve de desencadenante del trauma y de cómo se enfrenta Hayes a ella y cómo le afecta. Da la sensación de que la serie girará más en torno a la psicología de los personajes, su faceta más humana y familiar que en las misiones en sí.

Ayer mismo le tocó el turno a Valor, serie de The CW que no tiene canal aún es España y de la que se sabe que tiene como arranque una misión desesperada de rescate de dos pilotos que descubren que un compañero al que dieron por muerto está vivo y retenido en Somalia. En Valor se pone el énfasis en el honor y la valentía de dos soldados de los Shadow Riders de Estados Unidos –uno de ellos una mujer–. Siendo una serie de la CW es de esperar que no se ahonde en exceso en el posible calado político de la trama. Aunque visto lo ocurrido con Los 100, todo es posible.

El próximo 2 de noviembre le llegará el turno a la última, en CBS. Se trata de SWAT, el ¿remake? de la serie de los setenta que vivió una resurrección en el cine en 2003 de la mano de Samuel L. Jackson y Colin Farrell. En un intento por darle un giro crítico, social y de actualidad los guionistas han decidido cambiar el color de piel al mítico Harrelson que en su día interpretó Steve Forrest. En esta ocasión el líder de este grupo altamente preparado para situaciones complicadas está interpretado por un Shemar Moore que ve cómo su personaje es ascendido merced a una maniobra política dirigida desde arriba y de cara a la galería que tiene mucho que ver con su color de piel.

En un ambiente enrarecido y crispado por disputas raciales y donde un joven negro ha sido herido por un agente blanco, Daniel ‘Hondo’ Harrelson es ascendido para intentar aplacar los ánimos. Pese a que se trata de una serie de policías donde la acción prima, es cierto que el reflejo de una problemática que se vive en Estados Unidos día sí y día también está bastante bien tratada y le da otro tono a un piloto rápido y ágil que funciona. Sin duda, una oportunidad bien aprovechada para tratar un tema complicado, mucho más profundo de lo que se muestra en SWAT, pero que abre una ventana que habrá que ver cómo explora a medida que avance la serie. Al igual que The Brave, SWAT podrá verse en España en AXN a partir del 27 de noviembre.

Cuatro series que comparten temática y centro gravitatorio (miembros de cuerpos de élite), al igual que clichés como la pérdida de un miembro del grupo, el nuevo díscolo y poco prudente que llega para sustituirlo, los traumas, dilemas morales, una clara división entre los ‘buenos’ y los ‘malos’… pero que, pese a todo esto, tratan temas distintos desde ángulos diferentes con tonos diversos entre sí. The Brave es mucho más patriótica y con una clara división maniquea de la realidad –al menos en su piloto-; Seal Team pone el foco de interés en los personajes y sus traumas; y SWAT apuesta por la acción tocando de refilón el racismo en el cuerpo de policía, no profundiza en ello, pero al menos lo pone de manifiesto.

La gran pregunta es cuántas sobrevivirán a la primera temporada y se perpetuarán en la parrilla. A las estrenadas sobre viajes en el tiempo no les fue especialmente bien. Time After Time (ABC), Making History (FOX) y Frequency (The CW) fueron canceladas. 22/11/63 (FOX) fue ideada como una miniserie y Timeless (NBC) se salvó in extremis de la cancelación. De hecho, fue cancelada y resucitada poco después.