Público
Público

Merkel inicia con los conservadores bávaros las negociociones para formar gobierno

Los contactos con el Partido Liberal (FDP) y Los Verdes para un  Ejecutivo de coalición de gobierno se celebrarán dentro de diez días

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La canciller alemana y líder de la CDU, Angela Merkel, con el primer ministro de Bacviera y líder de la CSU, Horst Seehofer, a su llegada a la rueda de prensa conjunta en el inicio de las negociaciones para formar gobierno tras las elecciones del pasado 24 de septiembre. REUTERS/Hannibal Hanschke

El bloque conservador que apoya a la canciller alemana, Angela Merkel, mantendrá por primera vez el 18 de octubre sendas reuniones con el Partido Liberal (FDP) y Los Verdes, para tantear la posibilidad de formar una coalición de gobierno, tres semanas después de la celebración de las elecciones generales.

Merkel, presidenta de la Unión Cristianodemócrata (CDU), confirmó esta cita en una rueda de prensa conjunta con el presidente de la bávara Unión Socialcristiana (CSU), Horst Seehofer, tras subrayar que sería una coalición inédita, pero que Alemania necesita un "gobierno estable".

A este doble primer encuentro prospectivo seguirá, dos días más tarde, la primera reunión a tres bandas, agregó Merkel, que aspira a ser canciller una cuarta legislatura al frente de ese tripartito.

Merkel indicó que el proceso de negociación se va a realizar con "toda transparencia" para evitar los recelos entre las partes y que tan sólo el primer contacto será bilateral, como una forma de romper el hielo. "Esta constelación de partidos no se había dado antes" a nivel federal, señaló la canciller, recordando además que sería la primera vez desde 1949 que en Alemania gobierna un tripartito.

Según explicó Seehofer, el primer tanteo de los conservadores servirá para que cada partido diga "de qué se puede hablar y qué es innegociable".

Está previsto además que los verdes y los liberales mantengan un encuentro bilateral antes de la primera reunión del tripartito.

La rueda de prensa de Merkel y Seehofer se produjo un día después de una intensa jornada de negociaciones entre la CDU y la CSU, partido hermano en Baviera que, sin embargo, fue muy crítico con la canciller en la legislatura pasada por su política de acogida de refugiados.

Este domingo se salvó el principal escollo, en materia migratoria, al conseguir la CSU que se fije una cuota máxima de 200.000 refugiados por año, algo a lo que la canciller se había negado desde hace meses.

Merkel, por su parte, ha matizado esta cesión dejando claro que no se cambia el derecho personal al asilo y ha incluido una cláusula que prevé excepciones en caso de crisis económicas y políticas.

Se aprobará además una ley migratoria para personal cualificado, extranjeros que, como los comunitarios, no estarán incluidos en esa cuota máxima.

El bloque de la CDU-CSU que apoya a la canciller obtuvo en los pasados comicios el 32,9% de los votos, una mayoría insuficiente para formar un gobierno estable.

Tras la decisión de los socialdemócratas de pasar a la oposición después de cosechar su peor resultado electoral, la única coalición viable era un tripartito entre conservadores, liberales y verdes, ya que nadie cuenta con la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD), que quedó en tercera posición.

Hasta el momento sólo se ha ensayado en gobiernos regionales esta coalición, denominada Jamaica en Alemania por los colores con los que tradicionalmente se identifica a los partidos implicados.

En su primera legislatura (2005-2009), Merkel gobernó al frente de una gran coalición con los socialdemócratas, fórmula que repitió en su tercera legislatura, entre 2013 y 2017; en la segunda, entre 2009 y 2013, se alió con los liberales.