Público
Público

SGAE pagaba a gente cercana a Teddy por estar "en su casa"

El juez Ruz investiga presuntas "desviaciones de presupuesto en el departamento de recursos humanos" que se habrían producido durante años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En un país con cinco millones de desempleados, sería sencillo hacer demagogia al hablar de empresas que pagan sueldos a personas cercanas a los directivos sin que realicen ninguna labor. Sería fácil meter el dedo en el ojo de los gestores que sigan estas prácticas en una empresa que recibe sus ingresos (unos 350 millones de euros al año) casi en monopolio y por imperativo legal. El sumario de la operación Saga contra el presunto desvío de cerca de 30 millones de euros de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), al que tuvo acceso Público, recoge que la gestora de derechos pagó durante años sueldos a personas cercanas al presidente, Eduardo Teddy Bautista, que estaban 'en su casa', es decir, que no realizaban labor alguna que justificase su retribución.

En el informe de la Guardia Civil que forma parte del sumario figuran las diligencias para indagar sobre lo que parecen 'desviaciones de presupuesto en el departamento de Recursos Humanos', explica.

Un chófer estuvo un año cobrando sin trabajar tras haber 'bebido de más'

La Guardia Civil pregunta a la responsable de personal de la gestora, Natividad Lamela (en el cargo desde que fue despedida Natalia Gómez de Enterría), el motivo por el que 'Juan Antonio Rodríguez, hijo del administrador de SGAE en Valencia, muy amigo del padre del señor Bautista, lleva dos años en su casa, cobrando de la SGAE, sin acudir a su puesto de trabajo'.

Lamela ni niega ni se sorprende. Explica que 'a esta persona se le da una carta de permisos retribuidos porque la SGAE hace dos años decide iniciar un plan de prejubilaciones anticipadas'. La responsable de personal reconoce que Rodríguez no cumple con los requisitos para acogerse al plan. 'Cuando se firma el acuerdo con el comité a este señor le resta un año para la edad de prejubilación y como estaba ya en su casa', reconoce, se mantiene hasta que alcance la edad. Al irse su predecesora, continúa, Lamela informa a Pablo Hernández, director del departamento jurídico, de lo que ocurre. Este se sorprende, dice el sumario, y propone dar a Rodríguez 'algo que hacer'.

Una situación también de retribución sin trabajo que la justifique se da, según el informe de la Guardia Civil, en el caso del 'conductor del señor Bautista, que al parecer estaba en su casa sin trabajar y sigue cobrando su salario'. La explicación que da Lamela es que dicho conductor, 'en una Asamblea, había bebido de más y se opta por enviarlo a su casa con un permiso retribuido, alegando que la causa era la indisposición por ingerir alcohol y no poder cumplir su trabajo ese día'.

Caco Senante recibió 3.000 euros cinco meses por un encargo de Teddy

La situación se prolonga, puesto que 'este hombre ha estado un año en su casa cobrando sin trabajar', declara. Ella no entiende por qué la anterior responsable 'no había resuelto el asunto antes'. Cuando ella llega, 'cierran el tema jubilándole', asegura. Pese a lo anómalo, le pagan lo acordado con el comité para toda la plantilla, '15 mensualidades de compensación'. No proceden legalmente contra el trabajador porque, explica, 'había transcurrido un año'.

Estos tratos de favor y otros son comentados por fuentes no oficiales de la SGAE que aseguran que Teddy daba y quitaba responsabilidades y retribuciones. Como ejemplo, ponen a Juan Carlos Mascareño (Caco) Senante, a quien la gestora por indicación del presidente, le retribuyó durante cinco meses con 3.000 euros mensuales por solucionar una deuda pendiente que tenían un grupo de hoteles de Canarias cuando, continúan, esta labor está dentro de las funciones de personal de la gestora. Consultado por este periódico, Senante reconoció dicho encargo aunque matizó que 'fue aprobado en consejo y a cambio de meses de duro trabajo'.

La Guardia Civil interrogó sobre desvíos a personas de confianza de Neri

En el sumario, además de los casos de personas cercanas a Teddy, la Guardia Civil pregunta a la responsable de personal si 'recibió alguna indicación de (José Luis Rodríguez) Neri', presunto cerebro de la trama de desvío de fondos hacia sociedades de su entorno, 'para mantener ocultas las desviaciones de presupuesto en el departamento de recursos humanos'. Preguntan en concreto por los supuestos incentivos a personas de la confianza de Neri como Agustín Pérez, subdirector de Gestión de la Información.

El nombre de Pérez se repite en el sumario porque Teddy se preocupa de que haya asistido a una reunión en la que se explica 'cómo va a funcionar el portal creado para las elecciones' celebradas el pasado mes de junio, reunión a la que, entre otras irregularidades, no había sido convocada la candidatura opositora, liderada por José Miguel Fernández Sastrón. El sumario revela prácticas que presuntamente habrían tenido como objetivo evitar que Sastrón pudiese acudir en igualdad de condiciones al proceso electoral.

Ante Teddy, 'Neri justifica la presencia de Agustín' en la reunión 'diciendo que ya está a un nivel alto de información, que es de plena confianza y sabe muchas cosas'. Según el sumario, González 'percibe como sueldo 4.300 euros netos mensuales y 14 pagas'.