Público
Público

Teddy se fiaba plenamente de Neri, según los testigos

La SDAE presionó para que la SGAE contratara a 19 empleados de Microgénesis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Actuaba como un outsider, de forma muy independiente, ocasionando incomodidades'. 'Era una persona muy difícil, impositiva y autoritaria', pero 'disfrutaba de una confianza muy alta de [Eduardo, Teddy] Bautista y sus decisiones siempre acababan llevándose a cabo'. Esta descripción de José Luis Rodríguez Neri, principal imputado de la causa en la que se investiga la trama parasitaria de la Sociedad General de Autores (SGAE), es la que ofreció a la Guardia Civil el director de Servicios Jurídicos de la entidad, Pablo Antonio Hernández Arroyo.

Una confianza 'absoluta' que Teddy también sentía por el arquitecto Santiago Fajardo que después ha denunciado a la SGAE por la red de teatros Arteria y que no era compartida por el resto de la entidad. 'Los directores de departamento pensaban que era muy difícil que se sacase rentabilidad a los proyectos de la Sociedad Digital de Autores y Editores (SDAE)', tras el fracaso de los intentos de vendérselos a terceros, agregó.

Caco Senante está negociando ser el responsable de la entidad en Canarias

Una muestra de que Bautista 'confía plenamente en Neri' son las presiones que este realizó en 2010 para que la SGAE contratara a 19 empleados de Microgénesis, la empresa situada en la cúspide del entramado investigado y de la que Neri fue presidente hasta 2000, aunque nunca dejó de estar vinculado.

La propuesta de Neri consistió en que, a lo largo de 2011, la SGAE contratara cada mes a tres de los trabajadores de Microgénesis que conocían las herramientas desarrolladas para la entidad de gestión de derechos intelectuales.

El cantante admite que su candidatura pudo consultar censos antiguos

El responsable de los servicios jurídicos de la SGAE uno de los 24 testigos que comparecieron ante la Guardia Civil en junio aseguró que a él no le gustaba la decisión, porque en 2009 se había decidido no realizar contrataciones para ahorrar costes, evitando ampliar el personal con derecho al convenio de la entidad. Creía que finalmente esos empleados 'tendrían un convenio en Servicios Corporativos de Autor', creada en mayo de 2009 y en cuyo consejo se sentaban, además de Neri, Ricardo Azcoaga y Enrique Loras, ambos imputados.

A otro de los testigos, el cantante Caco Senante, la Guardia Civil también le pregunta por estas contrataciones, pero en relación con el despido de la antigua jefa de recursos humanos de la SGAE, Natalia Gómez de Enterría. Senante afirma que se debió a faltas de asistencia a su puesto de trabajo y por 'comprometer a la entidad en el asunto de las elecciones sindicales'.

A continuación añade: 'Que nunca le informaron de que esta señora se había negado a despedir trabajadores de la SDAE para colocar en sus puestos a trabajadores de Microgénesis y que además intentó en la negociación del convenio laboral de la entidad acotar los privilegios de los que disfrutaban los directores de la entidad'.

Durante su declaración en el Instituto Armado, el cantante repasa su relación con la SGAE y Teddy Bautista, y dice que se ha iniciado una negociación para ser él quien ocupe el puesto de delegado de la entidad en Canarias cuando a finales de año se jubile el actual director.

Como miembro de la candidatura de Bautista a la SGAE, el testigo admite que, al haber trabajado con la misma empresa de comunicación que en las elecciones de 2001 y 2007, 'lógicamente' su responsable, Juan José Álvarez del Castillo, tenía que tener datos e informaciones relativas al censo, como dijo en una entrevista a Público. A su juicio, en el listado podía 'fallar la gente que ha fallecido en ese periodo de tiempo o que ha cambiado de dirección o de teléfono'.

Este extremo fue negado por Álvarez del Castillo. Ante la Guardia Civil dijo haber percibido 2.200 euros de cada uno de los 30 socios de la candidatura. No obstante, el principal damnificado por estas supuestas irregularidades, José Fernández-Sastrón, aseguró que, en una reunión, Álvarez del Castillo lo reconoció, pese a estar prohibido por los estatutos de la entidad y la Ley de Protección de Datos.

Francisco Galindo, presidente de la comisión electoral, declaró que con Bautista sólo trató la rehabilitación del socio que denunció las irregularidades en 2007, Luis Cobo, Manglis, algo a lo que Neri se opuso 'con insistencia', así como a concederle más tiempo para avales.