Público
Público

"Todavía no le he pillado el truco a jugar en internet"

Juan C. Mortensen. Considerado el mejor jugador de póker de la historia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La leyenda del español Juan Carlos Mortensen comenzó una tarde de 1997 en un bar de billares de la calle Montera de Madrid. Allí le llamó la atención unas personas que jugaban a una modalidad de póker que no había visto antes. Se animó y perdió 10.000 pesetas. Esa noche no pudo dormir dando vueltas al juego. Al día siguiente se volvió a presentar en el mismo garito y recuperó lo perdido. Tras cuatro días seguidos ganando le invitaron a jugar de forma profesional. Se trasladó a Estados Unidos y en 2001 ganó las Series Mundiales de póker en Las Vegas. Mortensen (Ambato, Ecuador 1972) lleva ganados 9,6 millones de dólares en torneos profesionales.

'Cuando yo empecé, la única manera de aprender a jugar era perdiendo dinero'

¿Se considera un autodidacta?

Sí. Yo no he aprendido a base de libros. He aprendido sobre un tapete con la práctica y deduciendo la mejor manera de hacerme con el juego.

¿Se puede aprender a jugarsin perder dinero?

'El juego es como la vida: va cambiando con los años, cuanto más joven, más valiente'

En los tiempos en los que yo empecé era distinto. La única manera de aprender era jugando y perdiendo dinero. Contra los que te enfrentabas tenían más experiencia y sabían más cosas. Ahora con internet, la tele y los libros se puede aprender mucho. El nivel del póker de ahora es muy superior y no se puede tener la suerte que tuve yo de ganar al segundo día.

¿Y qué hace cuando tieneuna mala racha?

Lo mejor es parar. Si sigues jugando, vas a peor. Cuando estás perdiendo tienes ansiedad por recuperar lo que has perdido. Hay que descansar y luego volver. Yo hago mucho deporte. Me gusta irme con la moto por el desierto de Nevada y estar a 30 o 40 kilómetros de cualquier persona. El surf también me relaja. Dicen que el golf es bueno para un jugador de póker, pero yo jugaré cuando no pueda seguir montando en moto.

¿Por qué mostraba sus farolesal acabar la jugada?

Lo hacía para romper la partida y demostrarles que podía hacer cualquier cosa. Pero ahora hay muchos jóvenes que básicamente hacen faroles.

¿Ha cambiado mucho el juego con los jóvenes que vienende internet?

Todavía les estoy pillando el truquillo. He ganado algún dinero, pero mis principales ganancias no vienen de Internet. Hay chavales que están ganando mucho por ahí

¿Qué hace para intimidara sus rivales?

Me gusta farolear. Cuando algún jugador está fuerte, está gallito, le doy un poco de eso. El juego es como la vida: va cambiando con los años, cuanto más joven más valiente.

¿Está todo inventado en el póker?

Nada está inventado al 100% y todo se puede mejorar. Está en la naturaleza humana y por eso se siguen batiendo récords. No sólo se trata de dominar las matemáticas, también tus propios gestos.

¿Sufre o disfruta cuando está en una mesa final, jugándoselo todo?

Disfruto siempre. Alguna vez, si tienes muy mala suerte, piensas que no era tu día y ya está. Pero cada día me afectan menos las pérdidas.

¿Tiene alguna mano fetiche o se basa sólo en probabilidades y en la situación de la jugada?

Me gusta tener dos ases [risas]. Sólo depende de la situación y de la mano. Soy muy metódico en eso.

¿Cómo estudia a sus rivales?

Observándoles. Cada persona es diferente, pero tiene mucho que ver con la edad. Es como en la guerra, ¿quiénes van a la guerra? Los chavalitos que no tienen miedo. Son los que más faroles se tiran. Cuando eres joven siempre crees que la vida te va a dar otra oportunidad.

¿Le relaja escuchar música durante la partida?

Antes me relajaba más. Ponía el iPod Shuffle con todo tipo de música. Muchas veces lo tengo apagado, pero sólo me lo pongo para no tener que aguantar al que tengo al lado y poder concentrarme en todos los de la mesa.

¿Qué futuro ve al pókeren España?

Hace diez años, el póker no existía salvo en sitios clandestinos. Quizá dentro de otros diez podamos hablar de un Mundial como el de fútbol. A la gente le gusta jugar y qué mejorque hacerlo con otra gente y que encima dependa de ti, no como la lotería o el bingo. En el bingo sólo se recupera el 60% de lo que se invierte.