Público
Público

Tom Cruise pilota y sonríe sin parar

El actor, en plena forma, recrea en Sevilla junto a Cameron Díaz escenas de acción de su última película

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Pese a que se aproxima a la cincuentena, Tom Cruise gasta el mismo look que en Risky businnes, la película de 1983 en la que interpretaba a un adolescente de desbarre durante un fin de semana sin los papás: oportuno flequillo cubriendo la frente, amplias gafas de sol, camiseta y pantalón ceñidos y sonrisa permanente. Quien niegue que el tipo se conserva como en formol, una de dos: o es un envidioso o le tiene cierta manía. De esa guisa está promocionando hoy en Sevilla un insólito, y algo repetitivo, ceremonial promocional de la comedia de acción Knight & Day, cuya premier mundial tendrá lugar esta noche en el teatro Lope de Vega de la capital andaluza. Lo acompaña su pareja de reparto, Cameron Díaz, a quien Cruise ha eclipsado, en parte porque le gana por fama y en parte porque ella apenas se ha dejado ver.

La acción promocional de hoy consiste en recrear en las inmediaciones de la catedral de Sevilla y la Giralda, zona cortada para la ocasión por el Ayuntamiento de Sevilla, escenas de acción ya rodadas para la película. Tom se monta en una motocicleta y lo persiguen dos BMW descapotables que van haciendo derrapes, ante el aloborozo de turistas y curiosos y el acongojo de los más prudentes, que ven frenar el automóvil a metro y medio de la valla de seguridad. Al volante de los automóviles van dos especialistas, y como acompañantes periodistas norteamericanos invitados por la FOX al ceremonial promocional. También se suma al espectáculo Cameron Díaz, al volante de otro BMW con capota, animándose incluso con algún que otro derrape.

Después de dar un par de vueltas, los vehículos paran junto a la zona de la prensa y Tom abre cortésmente la puerta del BMW, ayuda a salir al periodista o la periodista (normalmente chicas excitadísimas por el festival de derrapes) y se somete a un par de preguntas. Luego descansan un rato, Tom responde con un saludo y una sonrisa al coro de adolescentes y medios de comunicación españoles que reclaman su atención, y vuelta a empezar con otro periodista estadounidense.

Quien niegue que el tipo se conserva como en formol, una de dos: o es un envidioso o le tiene cierta maníaNieves Peñuelas, responsable de comunicación de la FOX, ha explicado que la promoción, que comenzó a las 11.00 horas, durará hasta las seis de la tarde, con una hora para comer que ha comenzado sobre el mediodía, cuando el gentío aglomerado en los alrededores de la catedral, visto el tenor repetitivo del espectáculo, ha optado por ir disolviéndose poco a poco. Lo único que podría cambiar ese guión es la afición al fútbol del protagonista de Magnolia, Eyes wide shut, La tapadera, Jerri Maguire y Collateral. Nieves Montaño, portavoz del Gobierno local, ha explicado que la superestrella es un gran aficionado al fútbol y que ha dicho que le gustaría ver el partido España-Suiza, que comienza a las cuatro. La noticia ha tranquilizado a más de un redactor aficionado al fútbol, que temía pasar media tarde asistiendo al ir y venir de la moto y los coches sin poder ver el debut mundialista de La Roja.

Cruise, que gasta una botas con generosos tacones que realzan su figura, se ha acercado un par de veces a sus fans para firmarles autógrafos y regalarles un 'Muchas gracias' en español aproximativo. En una de ellas ha sido cazado por los alumnos, y sobre todo alumnas, del instituto público Salvador Távora de Sevilla, a los que se les ha permitido acceder a una zona más próxima al actor, donde también se apelotonaban cámaras, fotógrafos y periodistas españoles. 'Nos han premiado por ser la mejor clase de los institutos públicos de Sevilla', contaba una chica, emocionada con su autógrafo del protagonista de títulos míticos del cine comercial de los ochenta como Top gun y Cocktail. Las chicas tenían 14 y 15 años y su emoción por haber conseguido una firma de Cruise era ostensible. 'No me lo puedo creer', decía una, exhibiendo su trofeo a las cámaras de televisión.

La que se ha dejado ver menos es Cameron Díaz, que no ha salido de su BMW, en contraste con un Tom Cruise que se ha sometido estoicamente a más de dos horas de solana sin que resintiera su aspecto impecable ni su sonrisa. Ella, en cambio, se ha limitado a saludar desde el coche a la prensa y a los curiosos, y a sorprender al respetable con algún que otro amago de derrape bastante conseguido.

Esta tarde de ocho a nueve está previsto que Cruise firme autógrafos en el Casino de la Exposición, próximo al teatro Lope de Vega. Luego habrá un paseíllo de famosos con alfombra roja al que está prevista la asistencia de la Duquesa de Alba, cuya eventual coincidencia y saludo con Cruise sería el sueño dorado de más de un programa de crónica rosa. También está previsto que asistan Patricia Rato y el torero Fran Rivera. Entre los actores se da por hecho que asistirá Jordi Mollá, que tiene papel en Knight & Day, traducida bastante libremente al castellano como Noche y Día. Paz Vega, también invitada por la FOX, no podrá asistir.

El Ayuntamiento de Sevilla, por su parte, lleva meses insistiendo en el impacto publicitario que la película tendrá para la ciudad. Su argumento es prometedor si se trata de atraer turismo. Por lo que se sabe de la trama, Cruise, un agente secreto, le enseña a su novia, Cameron Díaz, los lugares más bellos del mundo, entre ellos la capital andaluza y Cádiz. La película se estrenará el 25 de junio en Estados Unidos y el 16 de julio en España.