Público
Público

Dos tontos muy tontos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

I,M STILL HERE

Director: Casey Affleck

Género: Ficción-documental

Reparto: Joaquin Phoenix, Casey Affleck, Jack Nicholson, B. stiller

Duración: 107 minutos

EN SÍNTESIS

Un buen día de resaca, Joaquim Phoenix abandona su carrera de actor y, ante el asombro (y cachondeo) de compañeros y medios, se embarca en una vida de rapero: mucha droga, mucha fiesta, barba sucia, mujeres y conciertos de dudoso éxito.  

COMENTARIO

 Si no se estrenara en cines, los dos años de rodaje del falso documental, durante los que Joaquim Phoenix mantuvo la mentira y defendió su nueva vida como rapero desafinado y maloliente, podrían formar parte de un proyecto artístico de Marina Abramovic o Sophie Calle: una vida enmascarada, una acción artística que se superpone a la vida hasta suplantarla, una performance en horario ‘seven-eleven' en la que los contornos de la verdad y la ficción se difuminan. Sin embargo, la acción de Phoenix tiene tanto de retorcido ejercicio de egolatría como de cuestionamiento de los límites del arte y la vida, y no es difícil salir expulsado de una película en la que hay que rebuscar entre los despojos del ego para encontrar las ideas geniales. Porque las hay. Mitad deslavazada, mitad brillante, mitad tontería, mitad lúcido retrato sobre las miserias de la fama, ‘I'm still here' puede parecer una película tonta hecha por tontos que habla de tonterías. Sin embargo, la travesura de Phoenix y su cuñado en la vida real, el actor Casey Affleck, ofrece ideas inteligentes sobre el Hollywood fagocitador y el mundo del espectáculo como arma mortífera e inclemente. Y sí, también es la confirmación de esa teoría lloriqueante, equivalente al 'los ricos también lloran', que dice que la fama hace pupita. Lo más llamativo de este mensaje (no especialmente novedoso, todos sabemos cómo el ‘star system' devora y regurgita a sus estrellas una vez consumidas) es el ejercicio de espejos y autoexposición al que se sometió Phoenix. Una retorcida vuelta de tuerca a la cultura de las pantallas, la falta de intimidad y el consumo de noticias rosas en la que una ‘celebrity' no vende sus miserias a los medios, sino que las inventa para con ellas salpicarnos y alimentarnos a todos, carnívoros hambrientos.

ACTOR 'SEVEN ELEVEN'

Pese a lo que muchos digan, ‘I'm still here' no es un ‘mockumentary' (género que se mofa del documental), sino un artefacto-performance-espejo en el que realidad y ficción se superponen y confunden hasta formar una auténtica película ¡de ficción! Porque en los códigos del falso documental sería imposible asumir la muerte (supuestamente) real de Phoenix en el filme. La vida hecha ficción, la ficción hecha noticia, la noticia que alimenta una ficción de formas documentales. Todo muy confuso. Como la vida. Que le den el Oscar a Phoenix.