Público
Público

¿Tu vecina tiene orgasmos vaginales?

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El sexólogo canadiense François de Carufel pasea por los alrededores de la mezquita Hassan II, a la sombra del minarete más alto del mundo. Por un momento, la atención del científico se distrae de los arabescos y se posa en las mujeres marroquíes que caminan cubiertas por una chilaba y un velo. La de verde tiene orgasmos con penetración vaginal. La de azul, también. La de negro, definitivamente no, piensa.

De Carufel, jefe de la unidad de sexología funcional del hospital belga Braine l'Alleud-Waterloo, no bromea. En 2008, junto a otros científicos, publicó un estudio en The Journal of Sexual Medicine que mostraba que, con un poco de práctica, un sexólogo puede descifrar si una mujer tiene orgasmos vaginales viendo cómo camina. En su investigación, los autores filmaron a 16 universitarias paseando por la calle. Ellas, previamente, rellenaron un cuestionario sobre su historial orgásmico. Tras visionar los vídeos, los sexólogos acertaron en un 80% de los casos qué chicas alcanzaban el clímax con la penetración vaginal.

Según De Carufel, 'las mujeres que no tienen orgasmos vaginales caminan sin mover la pelvis', mientras que las que sí disfrutan de este placer presentan una cadera más bamboleante. 'Es más fácil identificar a las mujeres que llegan al clímax con la penetración en países musulmanes, porque su vestido es de una sola pieza y se puede ver perfectamente la torsión de la espalda bajo la túnica cuando la pelvis efectúa una rotación respecto a los hombros', analiza.

El canadiense trae buenas noticias sobre la felicidad sexual de la mujer islámica. 'Mi experiencia en los países musulmanes me ha demostrado que el islam no tiene un efecto tan asfixiante como pensamos sobre la naturaleza humana. En Casablanca, las pelvis de las mujeres son más libres que en Bruselas, incluso si su ropa es menos atrevida y sus pechos están más ocultos. Posiblemente, la temperatura tenga un mayor efecto que la moral sobre lo que sienten y expresan los seres humanos', explica el sexólogo.

Las lectoras interesadas están de suerte. De Carufel, profesor en la Universidad Católica de Lovaina, visitará en octubre el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, en Barcelona, para explicar el tratamiento de la anorgasmia coital que ofrece la llamada terapia sexofuncional, desarrollada por él mismo junto a otros sexólogos. Algunos fisiólogos y psicoanalistas han criticado el método, basado en enseñar a las mujeres a mover su cuerpo y a trabajar sus emociones, pero De Carufel asegura que más de 300 mujeres han recibido la terapia y el 80% ha conseguido el éxtasis con la penetración. Ellas dicen que merece la pena.