Público
Público

El airbag no llegó a tiempo

Lorenzo y Rossi montan en sus trajes bolsas de aire que les protegen cuando caen

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Somos muy vulnerables, muy vulnerables'. Javier Alonso, managing director de Dorna, empresa española que organiza el Mundial de MotoGP, le ha dado mil vueltas al percance mortal de Shoya Tomizawa, japonés de 19 años fallecido el domingo en la carrera de Moto2 del GP de San Marino tras caerse y ser violentamente atropellado por De Angelis y Redding. Alonso tiene una certeza 'el accidente no tuvo nada que ver con la seguridad del circuito (Misano)' y, a la vez, un desafío: 'Tenemos que seguir trabajando e investigando para buscar soluciones'. Ahí es donde aparece el airbag como futuro mecanismo salvavidas.

'En el caso de Shoya, los sistemas de airbag que desarrollan desde hace tiempo dos empresas no hubieran ayudado nada porque cubren los hombros y la clavícula, pero no la zona donde se produjo el impacto señala el delegado de seguridad de Dorna. Es muy difícil proteger el tórax, pero no podemos parar la investigación. Es un trabajo doloroso porque para evolucionar un producto de estas características tienes que tener la información que te proporcionan las caídas'.

Rossi, Lorenzo, Dovizioso y algunos de los principales pilotos de la parrilla ya corren con airbag. Lo hacen por compromiso comercial con las marcas que los fabrican y, a la vez, porque sus experiencias son inmejorables para desarrollar un sistema aún imperfecto. 'El sábado, la moto casi descabalga a Dovizioso y el airbag no actuó, que es lo correcto; en cambio, el pasado año en Cheste a Lorenzo sí le saltó tras un latigazo del que se repuso sin llegar a caer', relata Javier Alonso. 'Hay otras líneas de trabajo como un protector de la columna vertebral similar al hans que utilizan los pilotos de F1 para el cuello'.

Martín Martínez, gerente de la delegación en Andorra de Dainese, la empresa italiana de fabricación de trajes de moto que ha diseñado el airbag que utilizan Rossi y Lorenzo, describe el sistema: 'Su desarrollo data de 1999, cuando se hacen las primeras pruebas. Al principio explotaba por fuera del mono, pero el último modelo (el que llevan Valentino y Jorge) lo hace por dentro del traje. Incorpora un chip con GPS donde están almacenados cada tramo, curva y trazadas de los circuitos, de tal forma que si detecta un movimiento especialmente brusco o violento, se activa y protege el cuello y la zona torácica del piloto. Yo creo que sí le hubiese servido, no sé hasta qué punto, a Tomizawa'.

Dainese entregó el pasado mes de noviembre un traje con airbag a 40 motoristas aficionados de distintos países y, tras recabar desde entonces multitud de datos, ha decidido comercializarlo a partir del 4 de octubre. Su precio, 2.600 euros, a los que hay que añadir el importe de la recarga del airbag cada vez que suceda un percance.

'Nosotros tenemos reuniones periódicas con estas empresas, pero hay que trabajar mucho dice Javier Alonso. Estamos a su disposición para colaborar en todo lo que podamos. Y si finalmente existe un material que garantiza la seguridad de los pilotos, lo incorporaremos como obligatorio. El dinero no es problema'.

'Cuando sucede una cosa de estas te vuelve a poner en tu sitio. Lo que hace esta gente cada domingo, ponerse a 340 por hora en un circuito, a cinco centímetros de los pilotos que van delante y detrás, es muy bestia', se sincera Alonso. 'Vamos a analizar el accidente en busca de soluciones para que esto no suceda más. Hace dos años nos criticaron por mantener el control de tracción. Decían que iba contra el espectáculo, pero nos mantuvimos firmes porque queremos que los pilotos sigan vivos'. No ha sido suficiente para Tomizawa. El airbag no llegó a tiempo para salvar al japonés.