Público
Público

Amman, el mago de oro

Ha logrado ser doble campeón olímpico de trampolín normal (106 metros) y de gran trampolín (140 metros)

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ha logrado ser doble campeón olímpico de trampolín normal (106 metros) y de gran trampolín (140 metros). Ha confirmado en Vancouver la gran forma exhibida en la Copa del Mundo de saltos de esquí y no hay dudas sobre su superioridad: Simon Amman es el número uno.

Apareció de golpe en los Juegos de Salt Lake City 2002 y desafió al potente equipo alemán de Sven Hanawald. Ammann sorprendió a todos en el trampolín normal y en el grande y se llevó las dos primeras medallas de oro que un suizo conquistaba en los Juegos Olímpicos en la disciplina de los saltos. Fue entonces cuando empezaron a llamarle Harry Potter, en parte por la magia de sus saltos pero sobre todo por el parecido físico con el joven aprendiz de mago.

Ammann lleva 13 victorias en la Copa del Mundo de saltos, es el líder actual y el único que parece resistirse al acoso, por otra parte imparable, del joven saltador austríaco Gregor Schlierenzauer, único saltador austríaco que ha brillado a gran altura en Vancouver. Schlieri de 20 años, participa en sus primeros Juegos, y se ha llevado dos medallas de bronce, en un podio fotocopiado en los dos trampolines.

En Vancouver el equipo austriaco ha protestado ante los jueces por las fijaciones de Ammann, alegando que le permitían estar más tiempo en el aire. Sin embargo, los técnicos no encontraron ninguna irregularidad. El suizo ha arrasado en estos Juegos. Es el sucesor del mítico Matti Nykaenen, el finlandés volador.