Público
Público

"Aprendí mucho de Ibrahimovic"

Guardiola agradece al sueco los servicios prestados y asume que no fue capaz de que se sintiera bien en el Barcelona

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El primer día del nuevo curso le preguntaron a Pep Guardiola qué más podía exigir esta temporada a un equipo tan laureado como el suyo. Pequeños matices tácticos aparte, el de Santpedor proclamó: 'Me gustaría que este año, en los partidos que se da por hecho que vamos a ganar antes de jugarlos, corramos más que el contrario. Que a mis jugadores se les salgan los ojos de sus órbitas también en esos partidos'. Hoy, el Hércules, recién ascendido a Primera, visita el Camp Nou (18.00 H. Gol T) en uno de esos encuentros que tanto inquietan al entrenador del Barcelona.

Olvidada casi la primera jornada por culpa del parón liguero, el campeón, que por esta vez ha dado esquinazo el temido virus FIFA, debuta esta tarde en casa tras estrenarse en el torneo con una abultada y contundente victoria frente al Racing en El Sardinero.

Con toda la plantilla a punto incluido Carles Puyol, recuperado ya de unos problemas musculares que arrastraba en el sóleo, a Guardiola se le veía feliz. 'Estoy encantado con la plantilla que me han dado. Si seguimos con el tono de los últimos días, competiremos bien. No sé si ganaremos, pero tengo la impresión de que la gente se lo seguirá pasando bien con nosotros', aseguró.

Obsesionado con que el público disfrute con su equipo ya prometió diversión a la hinchada el día del Gamper,el técnico azulgrana confía en que el Hércules no traicione hoy el estilo de juego que ha defendido Esteban Vigo desde su llegada al banquillo alicantino. 'Por lo que he visto, espero un equipo que te viene a buscar, con ataques rápidos. No sólo el Barça juega así, hay más gente que se anima a hacerlo: la selección española, (Miguel Ángel) Portugal el otro día con el Racing...', destacó.

Aunque Guardiola lo incluyó en la convocatoria, el concurso de Mascherano, con sólo tres entrenamientos, parece poco probable. 'A ver si se atreve el entrenador', bromeó el técnico. Y sobre el argentino, prosiguió: 'Es un futbolista muy inteligente, hablas con él y, antes de terminar la frase, ves que ya te ha captado'.

Todo lo contrario, probablemente, a lo que le ocurrió con Ibrahimovic, cuya polémica salida del club quiso zanjar ayer Guardiola con una explicación poco convincente. 'Los jugadores de gran talento tienen grandes personalidades y yo no estoy para cambiarlas, sino para sacar su máximo rendimiento. Con Ibra, no he sabido más. Después de la Supercopa, dije que quería agradecerle todo lo que nos ha dado, su trabajo y entrega. Por sus palabras y las de su portavoz oficial [así se refirió al agente del sueco, Mino Raiola], entiendo que no estuvieron a gusto trabajando conmigo. Para mí, sí fue un placer trabajar con él', aseveró.

'Él sabe que lo he intentado. Es un futbolista que a mí me ha ayudado a crecer como técnico. Nos ayudó a ganar cinco títulos, así que sólo puedo tener palabras de elogios sobre Ibra', insistió. Y dijo no sentirse molesto porque el sueco se refiriera a él como 'el filósofo'. 'Ya me gustaría, pero todos sabemos en qué tono lo decía', señaló el técnico.

Decidido a no entrar en una guerra dialéctica con el entrenador del Madrid, Jose Mourinho, Guardiola confesó por qué no suele concentrar el día antes del partido a sus jugadores: 'Yo en el hotel me aburría mucho e intento que no les pase lo mismo a ellos', dijo. Hoy, antes del partido, el Barcelona ha previsto varios actos para conmemorar la Diada de Catalunya en el Camp Nou.