Publicado: 11.12.2013 08:00 |Actualizado: 11.12.2013 08:00

Arsenal, Borussia o Nápoles: el desenlace del grupo de la muerte de la Champions

Los tres equipos pueden acabar con 12 puntos, pero sólo dos de ellos pasarán. El Nápoles, el que peor lo tiene. Oporto y Milan también buscan el pase

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Arsenal, el Borussia Dortmund y el Nápoles vivirán este miércoles el desenlace final en el Grupo F de la Liga de Campeones, con los tres equipos pudiendo acabar con 12 puntos, pero donde sólo dos de ellos podrán pasar, en una jornada donde también se decide un billete para los octavos en cada uno de los otros tres grupos.

El denominado 'grupo de la muerte' ha colmado las expectativas de emoción y los tres conjuntos llegan con opciones a la jornada decisiva donde se podría producir un inusual empate a doce puntos, aunque las cosas favorecen a los de Arsene Wenger y Jurgen Klopp. Los gunners de Santi Cazorla, Nacho Monreal y Mikel Arteta son líderes con tres puntos de ventaja sobre sus dos rivales, mientras que los actuales subcampeones de Europa visitan al colista Olympique de Marsella, aunque no deben olvidar lo que les sucedió hace dos temporadas.

El Borussia ha perdido fuelle en la Bundesliga, después de dos derrotas seguidas en el Signal Iduna Park ante sus dos rivales por el título, el Bayern y el Leverkusen, lo que le ha dejado ya casi sin opciones, por lo que no puede fallar en el torneo continental donde la pasada campaña deslumbró. El equipo alemán juega en el Velodrome, un escenario nada sencillo para sus visitantes, pero sabedor de que si gana ante un Olympique que no se juega nada pasará pase lo que pase en el otro encuentro. Sin embargo, el conjunto francés se querrá despedir con buen sabor de boca y hace dos campañas ya ganó, entonces a domicilio, en la última jornada al Dortmund (2-3), que tenía opciones de clasificación para octavos, remontando un 2-0 con dos goles en los últimos cinco minutos.

Por otro lado, la tensión se vivirá en San Paolo donde Rafa Benítez vive un gran examen. El Nápoles ha bajado su ritmo de comienzo de campaña y además de ver peligrar su pase para los octavos de la Champions, se ha descolgado de la pelea por el Scudetto tras empatar a 3-3 ante el Udinese, lo que motivó los primeros silbidos de la hinchada celeste. Ahora, el equipo napolitano se enfrenta al gran reto de dejar fuera al Arsenal, que está firmando un impecable inicio de temporada y que sólo tiene en su haber el tropiezo en el Emirates ante el Dortmund, que acertó a compensar con una gran victoria en Alemania.

Los gunners buscan volver a estar en la siguiente fase por decimocuarta ocasión consecutiva y saben que cualquier derrota mínima en Italia también les da el billete para los octavos. El Nápoles, además de demostrar que posee un potente ataque, ayudado por la posible recuperación de Marek Hamsik, deberá mejorar sus prestaciones defensivas si quiere tener opciones, las que pasan por ganar por más de dos goles de diferencia. En caso contrario, deberán esperar un favor del Marsella.

En el resto de grupos la emoción reside por saber qué equipo logrará el pase que resta en cada uno de ellos, con mención especial al E y al H, donde sus implicados se lo juegan en un duelo directo. Así, en el primero, con el Chelsea de José Mourinho, que está atravesando otro momento dubitativo en la Premier League tras perder ante el Stoke City (3-2), tratando de asegurar el primer puesto ante el desahuciado Steaua Bucarest, serán el Basilea suizo y el Schalke 04 alemán los que se jueguen la plaza restante, que puede llevar el premio añadido del liderato en caso de pinchazo blue.

El conjunto helvético aventaja en un punto al germano, exigua ventaja que tendrá que defender en el Veltins Arena donde jugar a empatar podría ser una errónea opción ante un rival que contará con el empuje de su público y que ya se impuso en Suiza.

Por su parte, en el H, donde el FC Barcelona quiere asegurar también el primer puesto ante el Celtic escocés, los que se lo juegan son los históricos Milan y Ajax, con ventaja de un punto para los de Massimiliano Allegri. Los rossoneri, sin opciones en la Serie A, se juegan buena parte de la temporada en este partido, donde pretenderán hacer valer su experiencia y San Siro ante el joven equipo ajacied, reforzado por su brillante victoria ante los de Gerardo Martino.

Finalmente, en el Grupo G, con el Atlético clasificado y como primero, el conjunto rojiblanco puede ser juez en el Vicente Calderón de la pugna entre el Zenit y el Oporto, separados por un punto. Los dragones necesitan ganar en Madrid, donde sólo el Barça en la Supercopa ha sido capaz de arañar algo positivo, y que el equipo ruso, al que le vale igualar cualquier resultado de los de Paulo Fonseca, no lo haga ante el modesto Austria Viena, que no pondrá las cosas fáciles en su casa y querrá una digna despedida.