Público
Público

Australia deja a España al borde de la eliminación

La selección femenina de hockey cosecha su segunda derrota en los Juegos por 6-1 y se queda casi sin opciones de alcanzar las semifinales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La selección española femenina de hockey sobre hierba sumó hoy ante Australia su segunda derrota en los Juegos Olímpicos y prácticamente dice adiós a sus aspiraciones de acceder a las semifinales, aunque, sobre todo en la primera parte, mejoró la imagen dada en su estreno ante China (3-0) y sufrió un castigo más severo del merecido (6-1).

En el segundo partido en la fase de grupos del torneo, España sumó su novena derrota consecutiva y su duodécimo partido sin ganar en unos Juegos Olímpicos, aunque hoy plantó cara ante una de las favoritas e incluso comenzó dominando en el marcador.

No así en el juego, donde Australia empezó asediando a las de Pablo Usoz, que apenas podían escapar de la presión, mientras María Jesús Rosa atajaba los remates de Munro y Young que a punto estuvieron de lograr el primer tanto.

Sin embargo, éste llegó del lado español, en la primera ocasión de que dispusieron y gracias a un 'penalti-córner' anotado por Silvia Muñoz tras aprovechar un rechace de la portera Rachel Imison tras un disparo de María Romagosa.

El gol espoleó a las de Usoz, que se sacudieron el dominio y dispusieron de varias ocasiones de 'penalti-córner' para ampliar la ventaja, algo que consiguieron en el 21, pero la revisión del vídeo confirmó que María Romagosa había levantado la bola en el golpeo, por lo que fue anulado.

El duelo volvió a cambiar de signo, y del posible 2-0 se pasó al empate cuando, en el 27, Angela Lambert, de nuevo de 'penalti-cóner', puso las tablas en el marcador con un disparo a la cepa izquierda que volvía a abrir las aspiraciones de ambas de cara a la segunda mitad.

En la reanudación, la triple campeona olímpica (Seúl, Atlanta y Sydney) volvió a dominar el partido, y ahogó a España, que no fue capaz de sacar el balón de su área y se convirtió en dominadora absoluta.

Con el 2-1 en contra, España se fue olvidado de las buenas sensaciones que había demostrado en algunos minutos de la primera parte, mientras que el tercero fue el jarro de agua fría definitivo para las de Pablo Usoz.

En resto de goles, otros tres en los últimos minutos, fueron un correctivo inmerecido para el equipo nacional, que ya comenzó a pensar en sus próximos duelos, ante Corea, Sudáfrica y Holanda, donde ya no le resta margen de error si mantiene una mínima aspiración de meterse en semifinales y seguir soñando con aquel histórico oro de 1992.