Público
Público

El balón espera a Neymar

Copa América. El brasileño desea brillar hoy ante Paraguay como no lo hizo en su debut

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las cámaras, los micrófonos, los teléfonos móviles y las portadas de periódicos. Neymar es el centro de atención, nuevo icono de la selección brasileña, objeto de llamadas de Florentino Pérez al presidente del Santos interesándose por su fichaje, codiciado también por el Barcelona tras su gran temporada en la que ha liderado al conjunto brasileño a la reconquista de la Libertadores.

Pero, por el momento, donde Neymar no ha sido protagonista, aunque sólo ha tenido un partido para intentarlo, es en el césped. Pasó totalmente desapercibido en el decepcionante debut de Brasil ante Venezuela y esta noche tiene la segunda oportunidad, mucho más decisiva, de demostrar con fútbol que el ruido mediático a su alrededor está justificado. Será ante Paraguay, el rival más complicado del grupo que llegó a los cuartos del pasado Mundial, en los que cayó contra España. Una selección muy defensiva que se prepara para frenar el talento del brasileño. Su entrenador, Martino, advierte sin embargo de que Neymar no es la única amenaza: 'Son muchos los jugadores en Brasil que te pueden hacer daño. Puedes cuidar a Neymar, pero tienen a Pato, Robinho, Ganso. Hay que tener cuidado y marcarlos a todos'. Toda una declaración de intenciones de un Paraguay que centrará sus esfuerzos en contener el ataque carioca.

Mientras el balón y la portería siguen esperando al futbolista, las negociaciones sobre su futuro siguen adelante. El seleccionador brasileño, Menezes, aseguró que eso no va afectar a su rendimiento. El futbolista ha expresado en los últimos días que le gustaría seguir en el Santos, que está dispuesto a hacer grandes esfuerzos por retenerlo. El Madrid, sin embargo, puede presentar una oferta irrechazable para el jugador y pagar la cláusula de 45 millones a su club de origen. La estrategia elegida por el Barça es diferente, pues estaría dispuesto a dejar que jugara una temporada más en el Santos.

Si la Copa América espera al mejor Neymar, con más urgencia necesita aparecer Messi, pitado tras el mal partido ante Colombia. 'Leo está mal', reconoció ayer su padre, que recordó que 'es la primera vez que le pitan'. 'Jugar una Copa América en casa es mucha presión', agregó.