Publicado: 28.02.2016 23:14 |Actualizado: 28.02.2016 23:14

El Barça vuela

El equipo azulgrana ha sabido sufrir para firmar una vuelta casi perfecta y alcanzar su trigésimo cuarto partido sin perder, esta vez tras derrotar a un correoso Sevilla (2-1).

Publicidad
Media: 1.50
Votos: 2
Comentarios:
Gerard Pique y Leo Messi celebran el gol del catalán. / JOSEP LAGO (AFP)

Gerard Pique y Leo Messi celebran el gol del catalán. / JOSEP LAGO (AFP)

BARCELONA.- El Barça ha sabido sufrir para firmar una vuelta casi perfecta y alcanzar su trigésimo cuarto partido sin perder, esta vez tras derrotar al Sevilla (2-1), el último equipo que le ganó y que este domingo le puso las cosas muy difíciles.

Los azulgrana, como en otras siete ocasiones en esta temporada, tuvieron que remontar un partido en el Camp Nou. Se adelantó el equipo sevillista, pero le dio la vuelta al partido el Barça con una magistral ejecución de falta por parte de Leo Messi y un tanto de delantero centro de Gerard Piqué.

La victoria permite a los azulgrana igualar el récord como invicto del Real Madrid de
Leo Beenhakker (1988-89), pero más allá de esta marca sitúa al Barça con ocho puntos de ventaja sobre el Atlético de Madrid y 12 con respecto al equipo madridista, segundo y tercero, respectivamente, en el campeonato.

Dejó Luis Enrique a Alves, Mascherano, Iniesta y Rakitic de salida, pensando en la acumulación de partidos inmediatos; y seguramente inconscientemente en la inocencia del Sevilla como visitante y en la racha de Emery en sus enfrentamientos en el Camp Nou.

Pero se le atragantó el partido a los azulgrana, que tuvieron problemas en la creación, especialmente en la coordinación defensiva, como se vio en el 0-1 que marcó Vitolo en el minuto 20. Hasta entonces el Sevilla había resistido el ataque continuado de los locales que, sin embargo, solo habían llegado en un par de ocasiones sobre la meta de Sergio Rico, ambas en el minuto 13.

En la primera, un defensa salvó el intento de gol olímpico de Messi y a continuación el rechace fue rematado por Luis Suárez al travesaño. Con dos medios poco habituales -Arda y Sergi Roberto-, el Sevilla mandó durante unos minutos con N'Zonzi e intentó aprovechar la velocidad de Gameiro, la movilidad de Krohn-Dehli, la calidad de Iborra y las incorporaciones por la izquierda de Tremoulinas.

Dieron un par de tímidos avisos los hispalenses por medio de Kolodziejczak y de Vitolo antes del primer gol del partido. Iborra inició la jugada y Tremoulinas puso el balón en el segundo palo donde Vitolo marcó sin oposición.

Al Barça le faltaba una circulación más rápida de balón. Neymar capitalizó el juego en ataque y poco a poco fue apareciendo Messi y también Luis Suárez. Ya se sabe, cuando los tres entran en acción, el éxito azulgrana está asegurado, aunque hoy esta premisa estuvo a punto de no cumplirse.

En una gran combinación de Neymar, que cedió de tacón a Suárez, propició una falta de Rami. A la media hora, Messi se puso frente al balón y éste describió una parábola imposible que acabó en la red.



Con el 1-1, el Barça ya tuvo el mando del partido, pero solo tuvo una ocasión clara tras un remate de Messi (min.37) que paró Sergio Rico.

El Sevilla, bien posicionado durante 35 minutos, acabó cada vez más reculado, achicando balones, pero sin conceder demasiadas ocasiones. El Barça, como ha ocurrido unas cuantas veces esta temporada, confiaba en su capacidad para acabar con la resistencia rival en el segundo tiempo, como así ocurrió.

En los dos primeros minutos del segundo tiempo, los azulgrana tuvieron dos buenas ocasiones. En la primera, Neymar obligó a Sergio Rico a realizar una gran intervención, en la segunda una combinación entre Messi y Luis Suárez acabó con el 2-1. El alma de delantero de Piqué apareció para adelantar a su equipo, pero el Sevilla no se amilanó.

En dos minutos, Bravo y Sergio Rico fueron protagonistas. El chileno aguantó hasta parar el disparo cercano de Gameiro (min.50), que había sido habilitado por un taconazo exquisito de Iborra; y el sevillista salvó un gran remate de Neymar (min.51).

Los problemas de Aleix Vidal en defensa los solventó Luis Enrique poniendo en juego a Alves (min.55) y Emery dio un paso al frente al poner en juego al ucraniano Konoplyanka (min.63). Aceleró el Sevilla, pero el balón era del Barça, que esperaba una jugada de inspiración para matar el partido.

Pudo llegar en un remate de Busquets, en una jugada de fantasía de Neymar sobre Rami, que derribó al brasileño dentro del área en una acción reclamada como penalti (min.70), o en una acción de Suárez que se quedó sin fuerzas para batir a Sergio Rico (min.74).

Con la entrada de Rakitic por Sergi Roberto y la anterior de Iniesta por Arda, Luis Enrique rehizo su línea titular de centrocampistas a un cuarto de hora para el final, pero el partido estaba cada vez más abierto.

N'Zonzi tuvo una gran ocasión, desbaratada por Busquets (min.79), y Vitolo buscó un penalti ante Piqué (min.80). Al Barça se la acabó haciendo muy largo el partido frente a un rival que apretaba arriba, pero que no tenía ocasiones claras.

Ganó el Barça su vigésimo octavo partido en los últimos 34 encuentros, lo hizo frente al equipo con el que se medirá en la final de Copa y demostró que cuando hay que sufrir, el equipo de Luis Enrique también tiene ese registro aprendido.

Ficha técnica:

Barcelona: Bravo; Aleix Vidal (Alves, min.55), Piqué, Mathieu, Alba; Busquets, Sergi Roberto (Rakitic, min.74), Arda Turan (Iniesta, min.64); Messi, Suárez y Neymar.

Sevilla: Sergio Rico; Coke, Rami, Kolodziejczak, Trémoulinas; N'Zonzi, Cristóforo (Konoplyanka, min.63); Vitolo, Iborra (Juan Muñoz, min.74), Krohn-Dehli; y Gameiro.

Goles: 0-1, min.20: Vitolo. 1-1, min.31: Messi. 2-1. min.48: Piqué.

Árbitro: Jaime Latre (C. Aragón). Mostró cartulina amarilla a Rami (min.30), Alves (min.71), Sergi Roberto (min.74), Kolodziejczak (min.78) y a Piqué (min.90).

Incidencias: Asistieron al encuentro 79.684 espectadores en partido correspondiente a la vigésimo sexta jornada de la Liga BBVA disputado en el Camp Nou.