Publicado: 05.11.2014 23:16 |Actualizado: 05.11.2014 23:16

Bayern y PSG, a octavos; el City se complica la vida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El París Saint Germain, el Barcelona, el Bayern Múnich y el Oporto sellaron su clasificación para los octavos de final de la Liga de Campeones, en tanto que el Athletic Club queda eliminado y su única opción será luchar por la tercera plaza que da acceso a la Liga Europa. Este cuarteto se une, cumplida la cuarta jornada, al Real Madrid y el Borussia Dortmund, que firmaron su billete de octavos en los encuentros del martes.

Además, la jornada de este miércoles pasará a los anales por se el día en el que el argentino Leo Messi, con el doblete obtenido en el Amsterdam Arena, llegó a los 71 goles y alcanzó al exmadridista Raúl González como máximo artillero de la historia del torneo, con una diana más que Cristiano Ronaldo, que el martes ante el Liverpool desaprovechó la opción de alcanzar antes dicha cifra.

La 'Pulga' salvó al Barcelona de un difícil trance en el campo del Ajax (0-2). Lo estaba pasando muy mal el equipo de Luis Enrique cuando un error del meta internacional Jasper Cillesen lo aprovechó Marc Bartra para robar el balón y servir a Messi para desequilibrar el marcador (m.36). En el segundo periodo mejoró un tanto el Barcelona y el Ajax se fue perdiendo gas. Además sufrió la expulsión de Joel Veltman (m.71). Poco después Messi hizo el tercero, sentenció la victoria, la clasificación azulgrana y alcanzó a Raúl.

Al Barcelona le queda jugarse el liderato del grupo F con el París Saint Germain, que también certificó su pase con un triunfo en el Parque de los Príncipes ante el Apoel (1-0) merced a un tempranero gol del uruguayo Edinson Cavani (m.2). El PSG lidera la serie con diez puntos, uno más que el Barcelona, que deberá recibir en el Camp Nou al cuadro francés e intentará vengarse de la derrota en el París.

El Bayern, pese a no poder contar con el holandés Arjen Robben por unos problemas estomacales, volvió a ganar al Roma. No goleó, como en el Olímpico, pero dominó y se impuso con dominio y claridad (2-0). El francés Franck Ribery y Mario Götze, uno en cada periodo, rubricaron la superioridad del equipo de Pep Guardiola, líder indiscutible del grupo E con cuatro victorias, mientras que el resto se jugará la vida en las dos últimas jornadas.

El Manchester City se complicó aún más la vida al caer en el Ettihad ante el CSKA Moscú por 1-2, todo un mazazo para el conjunto del chileno Manuel Pellegrini, colista a dos puntos de los rusos y del Roma. El marfileño Seydou Doumbia volvió a convertirse en el gran estilete del CSKA y con su doblete llevó en volandas al cuadro moscovita ante un City que igualó pronto el tanto inicial, por medio del también marfileño Yaya Toure, pero luego ya no pudo.

El Oporto, dirigido por el español Julen Lopetegui, certificó también su clasificación a costa de las opciones que le quedaban al Athletic Club. Venció en San Mamés por 0-2, con goles de Jackson Martínez y el argelino Yacine Brahimi, después de que antes del intermedio el colombiano malograse un penalti.

El cuadro luso encabeza el grupo H por delante del Shakhtar Donetsk, que endosó una nueva goleada al BATE Borisov, esta vez en su 'casa' de Lviv por 5-0. El croata Dario Srna encarriló el choque (m.19) y la expulsión en el descanso, camino de los vestuarios de Anri Kagush, sepultó cualquier opción de remontada del BATE. Los brasileños Teixeira (48) y Luiz Adriano, que firmó un triplete (58p., 83, 92), protagonizaron un nuevo festival del cuadro ucraniano. El BATE se jugará ahora con el Athletic la tercera plaza y el acceso a la Liga Europa. El conjunto bielorruso tiene dos puntos de ventaja respecto al español, pero tiene que viajar a San Mamés.

El Chelsea, líder del grupo G, tan solo pudo sacar un empate de Maribor (1-1). Además lo hizo con apuros, porque tuvo que esperar a veinte minutos del final para que el serbio Nemanja Matic equilibrase la diana del macedonio Agim Ibraimi para el conjunto esloveno. El conjunto del luso Jose Mourinho lo tiene, no obstante bastante asequible, porque tiene ocho puntos, tres más que el Schalke y cuatro respecto al Sporting, que estrenó su casillero de victorias al imponerse al equipo alemán por 4-2 en un partido que empezó perdiendo.