Público
Público

El Betis, en lo más alto gracias a Rubén Castro

La muralla de Aguirre frena al Rayo, Osasuna se impone al Sporting y el Racing acusa en su empate la falta de acierto frente al Levante

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

 

Un nuevo gol del canario Rubén Castro, el segundo en lo que va de Liga, y que supuso el triunfo ante el Real Mallorca, ha dado al Real Betis otros tres puntos y con ello encadena dos victorias consecutivas en su regreso a la primera división, en un partido en el que debutó en la liga el paraguayo Roque Santa Cruz.

No tuvo mucha vistosidad el choque, quizás porque los jugadores acusaron el fuerte calor, pero la incertidumbre en el marcador hizo que se mantuviera la emoción hasta el último momento. Tuvo el Mallorca más ocasiones, en su juego al contragolpe y al límite del fuera de juego ante la dubitativa defensa de un Betis que comenzó con ambición pero que poco a poco se fue diluyendo, quizás también por el calor, en donde el meta Casto tuvo que lucirse en lanzamientos de Alfaro (m.17 y m.22) para evitar el tanto de los baleares.

Rubén Castro pudo adelantar a los Béticos en la primera parte El Betis, solo con intermitentes destellos en su juego, pudo, ya en el ocaso del primer tiempo, inclinar la balanza a su favor. Cuando más cerca estuvo de ello fue en el minuto 43 en contragolpe de Rubén Castro, con lanzamiento a un poste y en el rechace, por dos veces, Jorge Molina llevó el esférico al travesaño de Aouate que tapó cuanto pudo el hueco. En la segunda parte, los cambios, entraron Jonathan Pereira, Vadillo y el paraguayo Roque Santa Cruz, dieron otra fisonomía al juego de los verdiblancos.

Alfaro pudo adelantar al Mallorca, pero no culminó, mientras que en el Betis Rubén Castro y Pereira, en ocasiones claras, hicieron que Aouate fuera de los mejores de su equipo.

 

El Rayo Vallecano y el Real Zaragoza empataron a cero después de disputar un encuentro en el que los locales dominaron y pusieron las ocasiones de gol, incluido un penalti fallado por Javi Fuego, que los visitantes supieron contrarrestar tirando de oficio con una buena defensa.

El Rayo se reencontró en su estadio con la Primera División ocho años después para enfrentarse a un rival que llegaba a Vallecas con las urgencias de intentar olvidar su mal comienzo de liga, y por eso quizá el planteamiento táctico de Javier Aguirre, técnico del Real Zaragoza, sorprendió a todos por su corte defensivo.

Con las fuerzas muy igualadas desde el inicio, tras unos minutos de titubeo, el partido se fue decantando poco a poco del lado rayista, en parte debido al empuje de la hinchada local y al buen hacer de los hombres de arriba del conjunto franjirrojo, en especial de Michu, muy activo durante la primera media hora del encuentro.

En el último tramo de la primera mitad, el dominio del Rayo se acrecentó con mayor posesión del balón, pero sin apenas crear peligro a la defensa del Zaragoza, salvo en alguna internada por el costado izquierdo del brasileño Pedro Botelho.

El Zaragoza dio síntomas de conformarse con el empate con siete hombres por detrás del esférico El primer aviso de la segunda parte lo dio Piti a los diez minutos con un lanzamiento de falta que se marchó desviado por encima del travesaño y, acto seguido, el ariete rayista a punto estuvo de abrir el marcador al rematar un centro desde la derecha de Michu que sacó en la línea de gol el portero Roberto. El Zaragoza dio síntomas de conformarse con el empate con siete hombres por detrás del esférico, aspecto que favoreció a los locales, que apenas tuvieron trabajo en defensa.

Mediada la segunda mitad José Ramón Sandoval, entrenador del Rayo, movió el banquillo y sacó al césped al canterano Lass y al ovacionado Raúl Tamudo, dotando de mayor movilidad al ataque rayista. La recompensa a su apuesta táctica la encontró al poco tiempo con un penalti señalado a su favor que Javi Fuego no acertó a marcar al parar su lanzamiento Roberto.

 


Osasuna convenció en su estreno esta temporada en el Reyno de Navarra al ganar al Sporting por 2-1 con los goles a la media hora de juego de Nino y Cejudo, aunque el equipo gijonés le dio emoción al encuentro en los últimos minutos con el gol de Barral a falta de un cuarto de hora.

Los 'rojillos', con unos destacados Sergio, Puñal, Lamah y Nino, avisaron de su peligro en remates de Lamah, Raitala y Lolo, y golpearon al Sporting por partida doble en dos minutos a la media hora de juego. El primer gol fue una buena combinación del equipo de José Luis Mendilbar. Cejudo abrió juego al costado izquierdo, desde donde Kike Sola centró con la zurda para facilitar a Nino su primer gol con Osasuna.

Preciado agotó los tres cambios para los diez minutos de la segunda parteLos navarros ampliaron la cuenta con celeridad. En una segunda jugada tras un saque de esquina, Sergio centró con la zurda y Cejudo agarró una certera volea con la pierna izquierda para batir a Juan Pablo.

Preciado agotó los tres cambios para los diez minutos de la segunda parte. Rivera, Ayoze y Barral saltaron al campo para intentar dar más juego al Sporting, pero el cuadro gijonés, aunque ganó en posesión de balón en el segundo acto, no llegó con peligro hasta el último cuarto de hora.

Raúl García falló una clarísima ocasión, a pase de Cejudo, en su regreso a Osasuna cuatro años después y tres minutos más tarde el Sporting redujo diferencias en un disparo con la zurda de Barral que se coló entre las manos de Andrés Fernández, nada afortunado en esta acción. El equipo visitante apuró sus opciones en otro disparo de Barral y un remate de Sergio Álvarez, pero se fue de vacío de Pamplona y se queda con cero puntos tras cumplirse dos jornadas.

 


El Racing de Santander no pasó del empate ante el Levante, en un partido igualado en la primera parte y que dominó el conjunto cántabro en la segunda, sin puntería, hasta que se produjo la expulsión de Diop.

Las constantes faltas, principalmente del Levante, unidas a las imprecisiones en el pase de ambos equipos, espesaron mucho el juego y los minutos transcurrían sin que se vieran ocasiones de gol claras. El primer disparo a puerta no se produjo hasta el minuto 30, cuando el Racing salió a la contra, para que Acosta cediera al uruguayo Stuani, que se revolvió en la frontal del área chutando a las manos de Munua.

Cuper introdujo a Serrano, Tziolis y Ariel en un Racing que empezaba a pagar el esfuerzo La réplica del Levante no se hizo esperar y, apenas un minuto más tarde, Barquero lanzó una falta ajustada a la base de un poste que Toño atajó bien. Y a partir de ahí, hasta el descanso, se vieron los mejores minutos del Racing, con buenas llegadas pero sin acertar en el último pase.

Cuper introdujo a Serrano, Tziolis y Ariel en un Racing que empezaba a pagar el esfuerzo, pero entonces Diop vio la segunda tarjeta amarilla, que dejaba al conjunto cántabro en inferioridad numérica y sin el jugador que, junto con Acosta, estaba marcando diferencias.

Con un hombre más, el Levante se fue arriba y pudo marcar con un fuerte disparo de El Zhar que despejó bien Toño. El Racing se defendió bien y el partido concluyó con reparto de puntos entre un conjunto cántabro que fue superior en la segunda parte y un Levante que pecó de falta de ambición.