Público
Público

Blatter insiste en obligar a alinear a seis jugadores nacionales en cada equipo

La idea es contraria a la legislación de libre circulación de trabajadores de la Unión Europea

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, mantiene su idea de conseguir establecer una cuota de jugadores extranjeros por equipos, a pesar de que esto choca con la legislación de la Unión Europea, aunque confía en alcanzar 'un pacto entre caballeros'.

Su idea de implantar la regla del '6+5', alinear en cada equipo al menos a seis jugadores nacionales, la llevará al 58 Congreso de la FIFA, que se celebrará el 29 y 30 de mayo próximos en Sidney, y confía en contar con el respaldo necesario para implantarla, pese a que contraviene las leyes sobre la libre circulación de trabajadores en Europa.

La UEFA confía en negociar con la Unión Europea implantar una cuota de jugadores formados en los clubes sin discriminación de nacionalidad, pero para la FIFA no es suficiente y Blatter ansía conseguir su objetivo, para lo que necesita el apoyo de un 75 por ciento del Congreso, en el que cada una de las 208 federaciones miembro cuenta con un voto.

Esta disparidad de criterios parece haber creado cierta tensión entre el máximo organismo del fútbol mundial y el europeo, Michel Platini, mientras que Blatter sigue confiando en un 'acuerdo' que parece poco probable. 'No quiero una guerra con UEFA o enfadar a la UE, pero este punto es clave para él, cuando se convirtió en presidente prometió hacerlo y para él sería su mayor legado, por eso cree que podría existir un acuerdo entre caballeros con las federaciones', expresó una fuente de FIFA.

Sin embargo, tanto la Unión Europea como la UEFA saben que tal acuerdo podría traer innumerables denuncias y casos multimillonrios en los tribunales, incluso en el Tribunal Europeo de Justicia (ECJ), como sucediera años atrás con el caso 'Bosman'. 'Primero debes estar convencido de que tratas con caballeros que quieren afrontar el acuerdo y a día de hoy eso es muy improbable', expresó un portavoz de la UEFA.