Público
Público

Boluda: "La Asamblea del 7-D fue una vergüenza"

Calderón, Bárcena y 'Nanín', que estaban citados para testificar, no se dignaron a comparecer en el Juzgado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Real Madrid, Vicente Boluda, ha comparecido hoy ante el Juzgado de Primera Instancia Número 20 de Madrid para declarar en relación a la demanda de impugnación que varios socios del club presentaron el pasado mes de enero por las irregularidades que se produjeron en la Asamblea de Compromisarios celebrada el 7 de diciembre de 2008.

Además de Boluda, estaban citados a declarar como testigos el ex presidente del Real Madrid Ramón Calderón, el ex director General de Socios, Peñas, Aforo y Area VIP Luis Bárcena y Mariano Rodríguez de Barutell, 'Nanín', empleado de la entidad, pero ninguno de ellos acudió, y sólo el último remitió un escrito excusando su asistencia.

En la demanda presentada por el grupo 'Regeneración del Real Madrid', que fue hoy representado por el abogado Moisés Israel, denuncian, entre otros aspectos, la irregular constitución de la Asamblea, por la presencia de, 'al menos, diez personas' no compromisarios que asistieron y votaron en ella, o 'la no identificción del quórum de asistentes' y por tanto, la 'tendenciosa o nula dirección de la misma'.

Israel recordó los hechos sucedidos y de los que se hizo responsable único Luis Bárcena, además de 'Nanín', que dejaron sus puestos en el club, mientras que Ramón Calderón, que primero juró por su honor no conocer lo sucedido, presentó días después su dimisión sin dar motivos claros de su marcha.

Por su parte, Antonio Jiménez Blanco, abogado de la parte demandada y en representación del Real Madrid, recordó que la demanda 'carece ya de objeto' debido a que uno de los puntos del orden del día de la Asamblea prevista para el próximo día 29 de marzo es la anulación de los acuerdos de la que está en entredicho.

'El club, sin reconocer nada, en aras de la paz social, ha programado una nueva Asamblea, en la que se votará el dejar sin validez ni efectos los acuerdos de la anterior', explicó Jiménez Blanco, que recordó que existe otra demanda con contenido idéntico, (presentada por el grupo 'Etica Madridista') en el Juzgado 68.

Además, el abogado de la defensa recordó que mientras que sólo se puede confirmar la presencia de unas diez personas que no debían estar entre los socios compromisarios, todos los puntos del orden del día fueron aprobados por un mínimo de 47 votos de diferencia e incluso de 188 y 318 en los casos de la elección de la Junta Electoral y la Comisión de Disciplina Social, respectivamente, órganos que, en cualquier caso, no van a tomar decisiones antes de la próxima Asamblea.

A continuación, en la parte testifical, y con las ausencias de los citados, Calderón, Bárcena y 'Nanín', declaró el presidente del Real Madrid, que no pudo 'garantizar nada' al respecto de si todos compromisarios que entraron a la Asamblea estaban debidamente acreditados y sólo 'supuso' que se cumplieron los requisitos, aunque no dudó en reiterar que lo que sucedió en la Asamblea 'fue una vergüenza'.

Por este motivo, aseguró que en la del próximo día 29 hará 'todos los buenos oficios para que no esté nadie que no deba' y recordó que por primera vez en la historia del club --donde sólo una vez se votó con urna y no con papeletas la mano alzada-- la votación será mediante un sistema electrónico.

Boluda contestó con un 'supongo' al ser cuestionado sobre si está en el club la relación de asistentes a la cita y si el quórum fue de 1.217 compromisarios. 'No puedo garantizar nada, también la policía debe garantizar que no se robe. Yo haré los buenos oficios para que el próximo día no esté nadie que no deba', destacó.

'La Asamblea dijo que sí a la entrada del público (socios), como siempre, sin impedir que se hiciera. Tampoco a mí me hizo gracia que hubiera gente exaltada, sean los 'Ultras Sur' u otros socios', dijo, asegurando que no va a 'permitir que alguien que no sea socio vaya a la próxima Asamblea'. Así, reconoció el mal clima que se vivió: 'Hubo insultos para todos, fue una barbaridad, también me insultaron a mí. Allí gritaba todo el mundo, fue una vergüenza, creo que hay que comportarse cívicamente'.

Boluda, que declaró durante unos 15 minutos, confió en que en la próxima Asamblea, donde se utilizará un 'voto electrónico, personal y secreto', todo discurra con normalidad, aunque consideró que en la de diciembre la gente pudo votar 'libremente' y las azafatas hicieron bien el recuento de una forma en la que se ha hecho 'siempre', ya que sólo una vez 'hace 14 años, se votó con urna', reiteró.