Público
Público

El campeón, al asalto del líder

El Barcelona aspira a desbancar al Valencia del primer puesto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Distintos en sus métodos y en sus modos, Pep Guardiola y Unai Emery comparten, sin duda, una característica: el contagioso entusiasmo con el que hablan sobre fútbol y acerca de sus equipos. Obviando el precedente del curso pasado -un partido trabado y de pocos goles- y escuchando a los técnicos de Barcelona y Valencia, el duelo de esta noche en Mestalla se adivina apasionante, uno de esos encuentros que permanecen en la retina y dan cuerda para hablar durante algo más que un rato. No en vano, se enfrentan el vigente campeón de Liga, el Barça, y el actual líder de una competición más movida en su inicio de lo pronosticado.

Muy renovado en su alineación y reforzado pese a las bajas, el Valencia ha iniciado la Liga decidido a demostrar que su eliminación de la Champions fue un puro accidente: como el Betis, cuenta sus partidos por victorias (tres). Su posición es codiciada. Y el Barça, tercero tras un par de goleadas y el empate ante la Real, le contempla con el propósito de arrebatársela.

Guardiola podría recuperar la defensa de cuatro para minimizar riesgos

'Lo primero que hace falta es querer y queremos; lo segundo es poder y podemos; en defensa, tenemos que estar perfectos; en ataque, perfectos, y, en mentalidad, mostrar fortaleza máxima', proclamó ayer Emery como armas de su grupo ante 'el mejor equipo del mundo' y tras lisonjear a Guardiola. El técnico che confía, además, en el estado de gracia de Soldado, autor de cinco de los seis goles del Valencia y rival de Messi por el pichichi.

'Ellos siempre empiezan la Liga muy fuertes; son líderes como el año pasado y siguen siendo muy profundos y muy buenos en la estrategia', advirtió Guardiola. 'Quieren ser protagonistas del partido y nosotros, también. Intuyo que habrá muchas ocasiones y que será un partido muy bonito', auguró el técnico del Barça, que, aún sin Piqué, es probable que recupere la defensa de cuatro para minimizar riesgos. 'Mestalla es el único sitio donde el año pasado probé una defensa de cinco', recordó Guardiola. 'Y nosotros tenemos el hábito de defensa de cuatro muy bien cogido. Con tres, hay que tener una intensidad no tan necesaria con cuatro; es un riesgo, veremos', abundó.

Después de que el presidente Rosell dijera que a su hija Messi le parecía más guapo que Ronaldo, Guardiola también avanzó un problema con el cambio de fecha (de diciembre al 16 de noviembre) de los dieciseisavos de la Copa. El día anterior, hay amistosos de selecciones y el técnico advierte: 'No tendremos jugadores'.