Público
Público

La capitana aún manda

Casi 20 años después, Valdemoro sigue liderando a la selección, aspirante al oro 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Amaya Valademoro le lanza una mirada matadora al árbitro y éste, a punto de ser arrollado por la capitana de la selección española, no puede sino dedicarle una sonrisa que contiene un mucho de respeto. España debuta ante Alemania en el Europeo de Polonia y Valdemoro sigue ahí; casi dos décadas después de que arribara a la selección con el ansia juvenil de comerse el mundo a bocados. A punto de cumplir 35 años, la capitana lidera a un grupo multigeracional que no teme decir 'oro' cuando define las metas del campeonato que echó a rodar ayer.

Lo inició España de la mejor de las maneras, con un triunfo sobre Alemania (79-69), una selección que, por su indumentaria negra y su capacidad parar resistir insistiendo, recuerda al Bilbao Basket. La victoria de las pupilas de José Ignacio Hernández, nunca en cuestión, necesitó, no obstante, de un par de arreones de Valdemoro y de la fina muñeca de Alba Torrens (18 puntos), su pretendida sucesora. Alemania no se vence ni siquiera cuando parece sin opción. Al borde del descanso, las españolas las habían dejado 14 puntos atrás (39-25). Las germanas lograron reducir la desventaja a tres: 45-43.

No se amedrentaron ante el 7-0 inicial de España. Ni frente a los dos triples con los que Valdemoro irrumpió desde el banquillo y recordó quien lleva el mando aún en el combinado español. Porque, pese a la calidad de sus bases, el equipo de José Ignacio Hernández, nunca logró dominar el ritmo del partido. Y en el caos, Alemania se manejó bien. A la carrera, siempre fue capaz de enjugar las ventajas que España, con una rotación mucho más amplia, se labró inicialmente a través del acierto de Motañana y de las segundas opciones que le concedió su dominio en el rebote ofensivo.

Y cuando las teutonas lograron ajustar su defensa, muy física, y cerrar mejor su rebote, Torrens y Aguilar exhibieron su calidad para recuperar terreno. Con ellas como protagonistas y un triple de Valdemoro concluyó con 16 puntos, el 45-42 se convirtió en un 52-42 en un abrir y cerrar de ojos. Por más que hicieron la goma y lograron acercarse las germanas, las españolas siempre encontraron recursos para regresar a los 10 puntos de ventaja.

El acierto en los tiros libres fue uno de ellos. Cuando Valdemoro anotó los de la técnica señalada a Alemania a poco más de un minuto para la conclusión (75-64), las españolas proyectaron su mente hacia Montenegro, el rival que les aguarda la próxima jornada (12.30, Marca TV). Su grupo lo completa la anfitriona Polonia.