Público
Público

Castigo para los camorristas

El Madrid rechaza la petición y culpa de todo al rival; el Sporting dice que quien empezó fue el luso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Comisión Antiviolencia quiere que se sancione a Mourinho y Preciado. Así se lo trasladó ayer a la Federación Española de Fútbol después de analizar, como anunció este periódico, las tensas declaraciones y los altercados que rodearon antes, durante y después al encuentro Sporting-Real Madrid de la pasada jornada.

Antiviolencia pide en su escrito que 'adopte las medidas disciplinarias oportunas contra ambos entrenadores por haber colaborado a crear un clima hostil entre los participantes y asistentes, máxime en un partido declarado de alto riesgo'. Se refiere a una disputa que inició el entrenador del Madrid al declarar que el Sporting 'había regalado' el encuentro ante el Barça y que disparó Preciado al contestar que 'si lo dice en serio, es un canalla y un mal compañero'. Preciado proponía igualmente colocar a Mouri-nho entre los ultras sportinguistas. Tras el partido, los técnicos tuvieron otro encontronazo.

Valdano: 'Poner en el mismo plano a los dos es un error de bulto'

El Madrid reaccionó a la propuesta de sanción con celeridad y contundencia. Primero, a través de un comunicado oficial: 'El Madrid quiere manifestar su profundo rechazo y malestar por la decisión'. 'Considera sorprendente' que se puedan equiparar las declaraciones de Mourinho, 'en las que se constata un hecho objetivo y sancionable', a las que hizo Preciado, 'en las que este insulta y descalifica públicamente de manera muy grave a Mourinho y en las que además hace referencias amenazantes con grupos ultras, que están encaminadas claramente a la creación de un clima hostil e impropio para el buen desarrollo de cualquier competición'.

El texto añade que Mouri-nho realizó sus manifestaciones 'en defensa del mantenimiento del espíritu deportivo que debe imperar en cada partido' y 'con el objetivo de preservar la limpieza de la competición tal y como se contempla en la mayoría de los campeonatos europeos y en el artículo 75 del Código Disciplinario de la Federación Española'.

Según la literalidad de dicho artículo, la acusación contra el Sporting no es menor: 'Intervenir en un acuerdo conducente a la obtención de un resultado irregular en un encuentro con la presentación de un equipo notoriamente inferior al habitual'.

'El Sporting lamenta que el Madrid se arrogue la posición de juez'

Jorge Valdano, el director general del club, también puso voz a la queja: 'Nos sentimos sorprendidos por esta petición, ya que nuestro entrenador hizo unas declaraciones puestas en contexto aportando argumentos muy claros. Y por contra, Preciado contestó con descalificaciones que traspasaron los límites. Poner en un mismo plano a los dos, me parece un error de bulto'.

'Entendíamos que era un tema que no comprometía al Madrid añadió pero al menos nos va a permitir mostrar nuestras alegaciones y nuestros puntos de vista que están muy alejados de algunas corrientes de opinión'.

El Sporting, que prefería 'mirar hacia adelante y consideraba la polémica ya finalizada', reaccionó a su vez a los ataques del Madrid con otro comunicado: 'El Sporting no puede evitar considerar ambas intervenciones [del Madrid y de Valdano] como desafortunadas, al arrogarse una hipotética posición de juez en las mismas. Asimismo, recordamos que la polémica en su origen parte de unas declaraciones hechas fuera de lugar y de manera reiterada por Mourinho. Además de ofrecerle todo su apoyo y consideración a nuestro entrenador, el Sporting se pone también a disposición de la Comisión para cuanto precise'. 'No tengo nada que decir', se limitó a decir Preciado.

El Comité de Competición tiene ahora la palabra.

DISPLAY CONNECTORS, SL.