Público
Público

Chygrynskiy tampoco defenderá al Kun

Al Barça le quedan sólo tres zagueros del primer equipo aptos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Como los acróbatas en sus números circenses cuando la megafonía anuncia el más difícil todavía, Pep Guardiola se prepara para afrontar el ejercicio de equilibrios más exigente de cuantos se le han presentado este curso: montar una defensa de garantías para enfrentarse al Atlético con tan sólo tres zagueros del primer equipo: Puyol, Milito y Maxwell. Ayer, justo cuando parecía haber llegado su momento, Chygrynskiy se sumó al parte de bajas de la retaguardia con una rotura de 1,5 centímetros en el bíceps femoral del muslo izquierdo. Al técnico del Barça no le quedará más remedio que recurrir al filial para componer la zaga que se las verá con el Kun.

Sancionados con un partido Piqué y Márquez, lesionados Alves, Touré y Abidal, la hora que debía ser de Chygrynskiy pasará a ser la de Dalmau, Bartra, Fontàs o Muniesa, los candidatos a ocupar la plaza que aguardaba al ucranio. La lesión de Abidal, el martes en Reus, había dejado a Guardiola con un margen de maniobra muy estrecho y el concurso de Chygrynskyi parecía imprescindible: un equipo volcánico enfrente, sólo cuatro defensas del primer equipo para enfrentarlo, lejos del Camp Nou.

La ocasión pintaba perfecta para que el ucranio se reivindicase con una actuación capaz de hacer olvidar su última titularidad, un cúmulo de despropósitos (penalti y tarjeta incluidos) que colmó la paciencia de la hinchada azulgrana. El día que el Barça firmó la derrota que le apeó de la Copa (1-2, ante el Sevilla), los pitos del Camp Nou dispararon contra él. Y Chygrynskiy, que hasta entonces había jugado diez partidos en Liga ocho como titular, dos como suplente, desapareció de las alineaciones de Guardiola, su gran valedor.

'Chygrynskiy tiene condiciones; necesita paciencia y que se le deje jugar', asegura Eusebio, que, como ex jugador azulgrana, vivió casos similares. Koeman, por ejemplo; o Márquez, cuya primera temporada también fue complicada. 'Si no se cargan las tintas contra él, no tendrá problemas. Pero responder a esa presión a su edad no es fácil', prosigue el ex ayudante de Rijkaard. 'El puesto de central es muy importante en el Barça y, por muy caros que hayan sido, los fichajes necesitan el mismo tiempo de adaptación al sistema que les concedemos a los de casa', concluye, consciente de que los 25 millones de euros que costó el traspaso de Chygrynskiy pesan.

Lo sabe también Guardiola, que decidió protegerlo tras la pitada del Camp Nou y ahora pretendía foguearlo de nuevo. Pero Chygrynskiy sintió molestias en su muslo izquierdo el martes en Reus, el mismo día que se lesionó Abidal, y, tras someterlo a pruebas ayer, los galenos del Barça confirmaron la lesión. Tiene, según sus estimaciones, para una semana. El canterano Bartra, como central, o el joven Dalmau, en el lateral, podrían cubrir su plaza.

Las lesiones musculares han asolado la defensa del Barça en sólo cuatro días. El sábado las víctimas fueron Alves (recaída de la lesión en su gemelo derecho) y Touré, con una rotura en el aductor. Las lesiones de Chygrynskiy y Abidal han aumentado la magnitud del problema y las dos se localizan en el muslo. El ucraniano se rompió en la parte posterior y Abidal en la parte lateral interna. Cuatro lesiones musculares en cuatro días obligan a los servicios médicos a investigar su origen.