Público
Público

Los cinco 'vencedores fantasma' del Tour de Francia

Con la sanción de Armstrong, la carrera francesa podría conocer nuevos ganadores. Sin embargo, sólo Zülle se libra de la sombra del dopaje

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La 'mentira' de Lance Armstrong durante sus siete Tours de Francia, que tan bien ha sabido esconder los últimos siete años, ha ocultado a los que podrían haber sido los vencedores de la carrera francesa.

Eso sí, la sompra de la sospecha también planea, como mínimo, sobre muchos de ellos por las diferentes operaciones contra el dopaje en ciclismo, como la Operación Puerto.

El primero de los siete beneficiados por la condena a Armstrong sería el suizo Alex Zülle, que quedó segundo en la primera edición que ganó el texano, la de 1999, igualando el escalón que había conseguido en 1995.

Tras ello sólo logró una victoria de etapa en la Vuelta a España y algunas en carreras menores. En 2004 se retiró del ciclismo. En este caso, el español Fernando Escartín también se vería beneficiado al pasar del tercer escalón del podio al segundo.

En 2000 y 2001 el podio fue calcado: Armstrong, Ulrich y Beloki. El alemán, eterno perseguidor del estadounidense y siempre a su sombra contaría, por tanto, con otros dos Tours que sumar al de 1997. Además, también se vería beneficiado del de 2003, cuando también ocupó el segundo puesto en la general de la carrera francesa.

Sin embargo, no está claro en este caso que el alemán fuera el receptor final de estos tres Tours por su implicación en la Operación Puerto. En 2007 después de ser expulsado de su equipo, de muchas incautaciones y de meses negándolo, se hizo público que su ADN era idéntico al que se hallaba en nueve bolsas de sangre requisadas al médico Eufemiano Fuentes.

Ulrich fue entonces sancionado por dos años, con lo que en principio sólo perdía el podio del Tour de 2005, en el que acabó tercero.

El español Joseba Beloki también se vería, de pronto, con la victoria en el Tour de 2002, en el que acabó segundo, y subiría un escalón -del tercero al segundo- en las ediciones de 2000 y 2001.

El español también subiría un escalón -del tercero al segundo- en las ediciones de 2000 y 2001

El ciclista vasco fue también otro de los muchos implicados en la Operación Puerto, por haber usado presuntamente parches de testosterona, hormonas de crecimiento, EPO y anabolizantes. El Tour le prohibió su participación en 2006, pero el juez que instruyó la operación sólo le llamó como testigo, y no como imputado por tratarse únicamente de un delito contra la salud pública, ya que por entonces el dopaje no era delito en España.

Su implicación en la trama no alcanza, en principio, sus podios en el Tour, pero la sospecha los rodea.

Beloki, uno de los ciclistas más importantes que había dado nuestro país en los últimos años, se retiró del ciclismo en 2007, después de la polémica del dopaje y de años arrastrando diversas lesiones.

Con la retirada también del Tour de 2004 a Armstrong, sería el alemán Andreas Klöden el vencedor de aquella edición, que, de esta manera, lograría al fin una gran carrera. El germano, aún en activo en el equipo RadioShack-Nissan logró dos años después otro segundo puesto, tras el español Pereiro. Un Tour el de 2006 en el que no estuvieron ninguno de los primeros cinco clasificados del año anterior ni ciclistas como Ulrich, Basso o Vinokourov, por la Operación Puerto.

El alemán tampoco se libró de las acusaciones de dopaje por el caso Friburgo, por el que se le imputaba que, durante este Tour de 2006, viajó a la Clínica Universitaria de Friburgo para recibir autotransfusiones.

El último que se beneficiaría de la sanción de Armstrong sería el italiano Ivan Basso, con el Tour de 2005, aunque tampoco se escapa de la sombra del dopaje.

Es por ello que la dirección del Tour de Francia ha pidió este lunes, tras conocerse la sanción de la UCI, dejar desiertos los Tours desde 1999 hasta 2005. Es decir, sin ganadores.