Público
Público

Compromiso o temeridad

Xavi desea jugar en Getafe pese a la cautela de los médicos. El de Terrassa ha sufrido su tercer episodio de tendinitis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Xavi no quiere parar. Pese a los problemas físicos que le obligan a guardar descanso y el riesgo de que sus lesiones en los tendones de Aquiles, especialmente en el izquierdo, se conviertan en crónicas, el centrocampista del Barça aseguró ayer que quiere estar con el equipo el domingo en Getafe: 'Los dolores van a menos y no me planteo descansar', anunció.

El de Terrassa jugó el martes los 90 minutos en el Parken de Copenhague. Sucedió más de un mes después de hacerlo por última vez en Kazán. Tras actuar una hora ante el Sevilla ya afirmó haberse encontrado bien y sentirse en condiciones de completar el partido. 'Dosificarme o no es algo que hablaré con Pep y con los doctores', aseguró Xavi, que hoy se entrenará con normalidad tras quedarse ayer en el gimnasio junto con Piqué, Messi e Iniesta, los que arrastran un mayor número de partidos disputados esta temporada.

El del Barça también desmintió las informaciones sobre una posible renuncia suya a la selección en línea con el propósito de dosificar sus intervenciones ante el riesgo que conlleva la sobrecarga de partidos a su edad. 'No entiendo por qué tengo que justificarme siempre. Tengo mucha ilusión en jugar con España y quiero estar en la Eurocopa de Ucrania y Polonia y, si es posible, en el Mundial de 2014 también', afirmó Xavi, que en enero cumplirá 31 años.

Las ganas de jugar del centrocampista quedaron también evidenciadas al asegurar que quiere volver a estar pronto con la selección. Quiere disputar incluso el amistoso ante Portugal del próximo día 17 si se encuentra en condiciones.

Pero los traumatólogos ven con preocupación las recaídas en los tendones de Xavi. El pasado 29 de agosto el barcelonista ya se vio obligado a retirarse por dolores tendinosos en el descanso del Racing-Barça, el primer partido de Liga. A comienzos de octubre volvió a resentirse y estuvo dos semanas y media sin jugar (se perdió el choque ante el Mallorca y los encuentros de España ante Lituania y Escocia). Los dolores del martes pasado suponen su tercer episodio de una tendinitis ya cronificada.

'Las lesiones crónicas en el tendón de Aquiles son muy rebeldes', señala el doctor David López Capapé, traumatólogo de la Clínica CEMTRO de Madrid. 'Necesitan mucho tiempo y no suelen desaparecer hasta que el deportista se somete a una baja de entre un mes y medio y tres meses. Si esto no se hace, el futbolista se arriesga a tener que pasar por el quirófano', añade Capapé.

Los deseos de Xavi de jugar ante el Getafe parecen ir en contra de la prudencia necesaria para restablecerse. 'Es importante que deje la competición durante un periodo y lleve a cabo un descanso con actividad modificada explica el doctor Capapé, o sea, bicicleta, elíptica y musculación del triceps del muslo'.