Público
Público

Cummings vuela en Ferrol

El británico gana escapado en la meta. Purito sigue líder con 13 segundos se ventaja sobre Contador

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Stephen Cummings (BMC), otro británico procedente de la pista, culminó con éxito la fuga del día y se impuso en solitario en la decimotercera etapa de la Vuelta disputada entre Santiago de Compostela y Ferrol, de 172,8 kilómetros, en la que 'Purito' Rodríguez conservó el maillot rojo la víspera de la alta montaña.

Cummings, hace un año en el Sky de Wiggins y Froome, solo disparó una vez, a 3,5 kilómetros de meta, pero acertó en la diana. Dejó clavados al australiano Meyer (Orica) y al español Juan Antonio Flecha (Sky), quien lamentó 'perder después de estar todo el día currando', y se marchó solo hasta la meta, donde alzó los brazos por primera vez en la Vuelta y con la camiseta de su nuevo equipo.

Eran los tres elegidos para discutir la victoria, pero el don de la oportunidad lo supo explotar Cummings, subcampeón olímpico de persecución en Atenas'04 y del Mundo en 2005, que aún sacó 4 segundos de renta a sus inmediatos perseguidores. A 14 pasaron Clarke, Gerdemann y De Gendt, poco antes que la marabunta encabezada por el favorito del día, el alemán Degenkolb, quien no pudo hacer 'la manita'.

Esta vez no había muros, ni repechos, solo algo de viento y mucho respeto por lo que se avecina: el tríptico de montaña que puede decidir la Vuelta. No por eso hubo tregua. Hubo que 'remar todo el día, decía Contador en meta. Se formó una escapada que podía venir de maravilla para darse un respiro, pero el pelotón voló para echarla abajo. El objetivo no se logró esta vez, algo inédito en la presente edición.

Los favoritos quedaron como estaban, a un paso. Purito entra en la alta montaña con Contador a 13 segundos, Froome a 51 y Valverde a 1:20 minutos. El catalán se siente favorito 'por llevar el maillot rojo, no por otra cosa', pero advierte que 'para arriba voy bien. Y es para donde hay que ir en Los Ancares, Lagos de Covadonga y Cuitu Negru, próximas estaciones.

Contador no esquiva los focos, pues llega el terreno que espera desde hace meses, para el que se ha preparado a conciencia, y admite la posibilidad de ofrecer su versión más ofensiva, 'aunque con estas diferencias también tendrán que atacar Froome y los demás'.

La fuga del día la protagonizaron 7 corredores, todos ellos buenos rodadores. Saltaron en el kilómetro 40 y aguantaron hasta el final. No todos, pues antes quedó eliminado el más rápido del grupo, el italiano Viviani (Liquigas).

Flecha jugó su carta a 6 la llegada, pero fue alcanzado por sus rivales. Se esfumó la opción española, que cedió ante la explosión definitiva de Cummings, que se metió en la 'pista' de sus laureles. De 31 años y profesional desde 2005, demostró que a veces las fugas pueden llegar a amargar la etapa a los esprinters. Degenkolg deberá esperar para parecerse un poco más a Mark Cavendish.

Mañana empieza la montaña 'de verdad' con la disputa de la decimocuarta entre Palas de Rei y el Puerto de Ancares, con un recorrido de 149,2 kilómetros que incluyen cinco puertos, el último de ellos, de primera, conduce a la meta después de 9,5 kms de ascenso.