Público
Público

"El debut soñado no, lo siguiente"

Villa se muestra exultante tras su estreno con la camiseta del Barça

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Andaba la hinchada azulgrana enfrascada todavía en el caso Ibrahimovic, cuya existencia el Barça ya no puede negar tras la suplencia ayer del sueco, cuando apareció en el Camp Nou Pedrito el oportuno. Todavía buscaban las cámaras el banquillo azulgrana para inmortalizar la cara de pocos amigos del delantero nórdico, cuando la maestría de Xavi y el talento de Messi confirmaron que este Barça sigue hambriento de títulos.

'Vimos en el gesto del equipo el deseo de ser campeones. Y esta gente es de fiar', confesó tras el partido Pep Guardiola. Luego, reconoció que la suplencia de ayer de Ibrahimovic sólo se debió a cuestiones deportivas: 'Tampoco jugó Gaby', argumentó, 'cada día dejo fuera gente que se merece jugar. E Ibra se merecía jugar'.

Tras el capítulo de ayer, todo parece indicar que el entrenador no quiere a Ibrahimovic; de no ser así, ¿qué mal haría Guardiola a la institución de decirlo? Pero el club no encuentra una buena salida para el futbolista sueco, una cesión o traspaso que colme las aspiraciones económicas del Barcelona, por una parte, y del jugador y su locuaz representante, Mino Raiola, por la otra. 'Estaré pegado al teléfono y al fax hasta el 31 de julio', había reconocido en la media parte el director deportivo azulgrana, Andoni Zubizarreta.

Ibra se fue a casa con el gesto torcido. Villa, en cambio, lo hizo más contento que una castañuelas. 'El debut soñado no, lo siguiente. Ni en sueños podría haber imaginado un debut tan agradable', celebró el asturiano.

El Sevilla, por su parte, abandonó el Camp Nou tocado. 'Quiero pedir perdón a los hinchas. Hemos dado una mala imagen, pero no ha sido por desidia. Ante la avalancha del Barcelona, no pudimos hacer nada', convino el técnico andaluz, Antonio Álvarez. Y concluyó: 'El martes es nuestra verdadera guerra'. Ese día, el conjunto del Nervión se juega el acceso a la Champions.