Público
Público

Día 3: 'God save Luol Deng'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Pasados los trámites de Polonia y de Portugal, llega algo más serio, aunque no mucho más serio. Gran Bretaña, donde se inventó el fútbol y eso del baloncesto es para los primos americanos, será un rival físico que exigirá a España un esfuerzo de concentración durante todo el encuentro. Lo bueno de los británicos es su escasa aportación del conjunto, que se limita a mirar lo que pueden hacer su estrella de la NBA, Luol Deng, y secundarios como Johnson, Van Oostrum y, sobre todo, Freeland.

El pobre Deng está prácticamente sólo contra el mundo. En los dos partidos que su selección ha perdido frente a Lituania y Turquía, el alero de los Chicago Bulls ha anotado 25 y 22 puntos respectivamente siendo, por supuesto, el máximo anotador de Gran Bretaña. En ambos encuentros el bueno de Deng también ha sido el máximo reboteador con 10 y 8 rebotes.

En dos partidos, Deng ha lanzado 38 veces a canasta

Es tanta la dependencia de esta selección con respecto a él, que en el primer encuentro ante Lituania sólo cinco jugadores anotaron algún punto y Deng lanzó hasta 22 veces a canasta. Ayer contra Turquía, más de lo mismo: dieciséis lanzamientos del alero de los Bulls; y sólo un jugador, Kyle Johnson, alcanzando la decena de puntos.

Como con los dos primeros rivales, España debería ganar, igual no de paliza, pero ganar. Una victoria para empezar a pensar en luchar por las tres primeras plazas contra Lituania y Turquía, los verdaderos contrincantes en el grupo. Ambos han hecho los deberes hasta ahora y con nota. Sin embargo, hoy uno de esos dos equipos deberá perder frente al otro. Ese encuentro lo verán con mucho interés Scariolo y todo su cuerpo técnico de cara a los dos últimos enfrentamientos de la primera fase.

Esperamos más de los exteriores de la 'segunda unidad'

Antes deberán fijarse en el propio juego español, todavía errante en ciertos momentos del partido. Como contra Polonia, España arrancó arrasando a Portugal y llegando a los 53 puntos al descanso. Después, cómo no, llegó la relajación, aunque no hasta el punto de casi tirar el partido como ante los polacos. Queda pendiente la asignatura del rebote largo en defensa y la aportación de los exteriores, sobre todo de la segunda unidad. Calderón ha empezado a enchufarse, pero esperamos más de gente como Ricky Rubio y Sergio Llull, demasiado acelerado en cada una de sus participaciones.

Echando una breve ojeada al resto de grupos, ya empezamos a ver cómo los favoritos empiezan a destacarse. Muy por encima está Alemania, que cuenta con un excelso juego interior formado por Nowitzki y Kaman. En ese mismo grupo (el B) se está entonando Serbia: después de un arranque malo ante Italia en el primer partido ayer le metió 92 puntos a Letonia, la cenicienta del cuadro. Francia (que hoy se enfrenta a Alemania), Grecia y Rusia también vencieron en una jornada en la que la única sorpresa la dio Macedonia al vencer a Croacia en el grupo C, liderado por los griegos.